Un policía murió y otras 10 personas resultaron heridas cuando dos atacantes suicidas provocaron la explosión de un coche bomba frente a una estación policial en una ciudad del centro de Turquía, informó el ministro del Interior. Los dos atacantes también murieron.

El ministro Idris Naim Sahin dijo que dos hombres cruzaron en automóvil a toda velocidad un puesto de control policial y detonaron su carga explosiva frente a una estación de policía en el pueblo de Pinarbasi, en la provincia de Kayseri.

Un agente policial resultó herido y entre los heridos estaban los hijos de los policías que se alojaban en instalaciones policiales, dijo Sahin.

El vehículo fue detectado inicialmente en el retén policial de la provincia vecina de Kahramanmaras, unos 90 kilómetros (56 millas) de distancia cuando desoyó las llamadas de la policía para que se detenga, agregó.

Sahin insinuó que los rebeldes curdos, que luchan por su autonomía en el surest de Turquía podrían haber perpetrado el ataque.