Los islamistas Hermanos Musulmanes anunciaron que, según los primeros resultados que maneja el grupo, su candidato, Mohamed Mursi, ha sido el más votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales egipcias.

En una rueda de prensa, el vicepresidente del Partido Libertad y Justicia -brazo político de los Hermanos Musulmanes-, Esam el Arian, explicó que el resultado en los más de 200 colegios donde ya ha finalizado el recuento otorga la victoria a Mursi.

El coordinador de la campaña de Mursi, Salah Abdel Maqsud, recordó que hasta ahora los datos son provisionales, ya que hay más de 13.000 colegios electorales en todo el país, pero destacó que todo apunta a que Mursi pasará a la segunda vuelta, que, de ser necesaria, se celebrará los próximos 16 y 17 de junio.

Abdel Maqsud destacó que los comicios se han desarrollado en un ambiente tranquilo y en ausencia de incidentes.

Se espera que los resultados oficiales no se difundan hasta el próximo martes, si bien los Hermanos Musulmanes ya han dicho que irán difundiendo sus datos según los vaya transmitiendo su amplia red de delegados en los colegios de todo el país.

Uno de los principales dirigentes de la Hermandad, Mohamed Beltagui, se refirió en declaraciones a la prensa a la posibilidad de que el general retirado Ahmed Shafiq, el último primer ministro de Hosni Mubarak, llegue junto a Mursi a la segunda vuelta, lo que la convertiría "en un referéndum sobre la revolución".

"Si finalmente Shafiq alcanza la segunda vuelta será como si a los egipcios les preguntasen si están con la revolución o si se arrepienten y prefieren volver al antiguo régimen", dijo.

Las históricas elecciones presidenciales que comenzaron el jueves en Egipto se celebran quince meses después de la revolución que consiguió acabar con 30 años de mandato autoritario de Mubarak.