El líder del grupo radical chií libanés Hizbulá, jeque Hasan Nasralá, agradeció hoy al presidente sirio, Bashar al Asad, la liberación de un grupo de peregrinos libaneses, que permanecieron secuestrados en la provincia siria de Alepo.

"Agradecemos a Dios por la liberación de nuestros peregrinos y a todos aquellos que ayudaron en ese asunto, comenzando por el régimen sirio y el presidente Bachar el Asad", destacó en un discurso difundido mediante un vídeoconferencia en la ciudad meridional de Bent Ybeil, que fue escuchada por miles de sus seguidores.

Nasralá pronunció esa alocución con ocasión de cumplirse un nuevo aniversario de la liberación del sur de Líbano de la ocupación israelí.

Los once ciudadanos libaneses, miembros de la comunidad chií, fueron secuestrados por supuestos insurgentes en la provincia siria de Alepo cuando regresaban de una peregrinación en Irán, según informó la agencia oficial de noticias libanesa ANN.

El líder de Hizbulá también agradeció a las máximas autoridades libanesas y a todos los responsables "que no escatimaron esfuerzos e iniciaron negociaciones para obtener la libertad de los peregrinos".

Se espera la llegada en la noche de hoy de los once peregrinos al aeropuerto de Beirut, en un vuelo procedente de Turquía, a donde fueron trasladados desde Siria.

Centenares de familiares y amigos les esperan para darles la bienvenida.

Por otra parte, Nasralá instó a los organizadores de los viajes de peregrinos a dejar de transportarlos por tierra debido a la tensión que vive la región.

"La situación regional es muy crítica, por lo que les pedimos que los viajes sean por avión para evitar que se repita ese tipo de incidente", y advirtió que quien no cumpla con esta recomendación "deberá asumir su responsabilidad".

Al dirigirse a los captores, Nasralá subrayó que "el secuestro de inocentes atenta contra vuestros propios objetivos y perjudica vuestra causa", y dejó claro que si ese secuestro se llevó a cabo con el objetivo de hacerles cambiar de postura sobre el régimen sirio, pues no lo lograrán.

"No lograréis que modifiquemos nuestra postura política, que está basada en nuestra visión de la situación en Siria y de la importancia que concedemos al diálogo, a las reformas y a la unión nacional".

También, destacó que el Gobierno sirio condenó ese secuestro y espera que nunca más se repita, y que no se utilice la violencia contra los libaneses ya que esto acarrea más violencia.

La liberación de los secuestrados fue anunciada hoy un portavoz del líder opositor libanés Saad Hariri, que explicó que este último llamó al presidente del Parlamento, Nabih Berri, para confirmar que los peregrinos han llegado a Turquía en un avión, y que desde allí se dirigirán en la misma aeronave hacia el Líbano.