La FIFA aprobó hoy por mayoría abrumadora la primera tanda de reformas para hacer más transparente al organismo futbolístico, después de que se le vinculase con varios escándalos de corrupción.

"Es un día histórico, es un primer paso y vamos a completar el proceso" en 2013, afirmó Blatter después de que un primer paquete de reformas para mejorar el control interno de la organización fuera aprobado por el 96 por ciento de las 208 asociaciones de la FIFA.

La FIFA aprobó así fortalecer su Comisión de Ética, que estará formada por un órgano de investigación y otro de decisión, y mejorar el control interno con una Comisión de Auditoría y Conformidad, a cuyo cargo se eligió al jurista italo-suizo Domenico Scala.

Los dos presidentes de la Comisión de Ética, que supervisará los nombramientos de los futuros miembros de la FIFA, serán nombrados en la próxima sesión del Comité Ejecutivo la primera semana de julio en Zúrich, donde también se aprobará el nuevo código ético.

En estas reformas, que se completarán en 2013, ha colaborado el catedrático suizo de derecho Mark Pieth, presidente de la Comisión Independiente de Gobernabilidad de la FIFA.

Este experto destacó hoy que para alentar las reformas la FIFA debía mejorar sus controles internos porque "su potencial económico podía generar abusos".

Pieth, un experto en lucha contra la corrupción con gran experiencia en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y en la ONU, instó a los altos ejecutivos de la FIFA que hicieran públicos sus sueldos como medida de transparencia, algo que podría debatirse en el Congreso de 2013.

La FIFA también ha ratificado la inclusión por primera vez de una mujer, Lydia Nsekera, presidenta de la Asociación de Fútbol de Burundi, en su Comité Ejecutivo, .

Nsekera permanecerá un año en el Ejecutivo hasta que en 2013, gracias a los cambios en los estatutos, pueda ser ya elegida una representante femenina para un mandato de cuatro años, como el resto de sus integrantes.

También se ha aprobado "excluir" el recurso a la justicia ordinaria para evitar situaciones como la del FC Sion suizo, que recurrió en 2011 a los tribunales civiles por alineación indebida.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, destacó que "los números de la FIFA son extraordinarios", con unos ingresos de más de mil millones de dólares en 2011.

Villar indicó que la FIFA "ha funcionado muy bien, a pesar de algunos comentarios externos a esta casa, y algunos internos", y elogió el "gran rumbo" de la institución y dijo sentirse "orgulloso" de la labor de Blatter.

La imagen de la FIFA ha quedado muy dañada después de las acusaciones de corrupción tras la concesión de la organización de los mundiales de Rusia 2018 y Catar 2022 y las que salpicaron la última reelección del presidente, en junio de 2011.

La ONG de lucha contra la corrupción Transparencia Internacional ya había criticado lo exiguo de las reformas planteadas y en abril el Consejo de Europa instó a la FIFA a abrir una investigación interna sobre los escándalos en los que se ha visto envuelta los últimos años.

La limitación de los mandatos presidenciales a ocho años y de la edad de los miembros de la FIFA -a un máximo de 72 años- se votará en el próximo congreso en 2013.