El temporal de intensas lluvias que azota estos días la región central de Cuba ha obligado a evacuar a más de 8.500 personas, reportó hoy la televisión estatal.

La situación más crítica se localiza en la provincia central de Sancti Spíritus, que ha registrado en las últimas 72 horas un acumulado de casi 900 milímetros de lluvias, lo que se considera "un récord" para un mes de mayo en los últimos 80 años.

Cientos de medios civiles y militares se utilizaron en las evacuaciones de unas 6.500 personas que habitan en comunidades aguas abajo de la presa Zaza, la mayor de Cuba, instalada en esa provincia que se encuentra a 348 kilómetros al este de La Habana, indicó el reporte.

Ese embalse con capacidad máxima para almacenar hasta 1.020 millones de metros cúbicos de agua, la sobrepasó en cinco millones, pero sus compuertas vierten el líquido.

Otras 2.000 personas fueron evacuadas anteriormente debido a las inundaciones y derrumbes, mientras se registran afectaciones a cultivos y vías, aún en "proceso de cuantificar".

Según la agencia estatal Prensa Latina, la crecida de ríos ha provocado deslizamientos, roturas de alcantarillas y puentes e incomunicó a varios municipios con la capital provincial, incluyendo la carretera central.

La Defensa Civil ha reiterado los llamamientos a "mantener la disciplina" y una estrecha vigilancia sobre la situación climatológica e hidrológica.

Los más recientes pronósticos del Instituto de Meteorología han señalado que se mantendrá "alta" la probabilidad de lluvias en la región central y que también se trasladará al occidente de la isla en los próximos días.

Además de las miles de personas evacuadas de zonas de posibles inundaciones, las lluvias han dejado dos desaparecidos, en concreto un ciudadano francés y otro cubano, según informaron a primera hora de este viernes medios locales.