Las estrellas prometieron abrazos, besos, un masaje y hasta una mordida de vampiro en una glamorosa subasta a beneficio de la lucha contra el sida.

Con la esperanza de alentar a los postores a abrir sus billeteras el jueves en la gala de amfAR en el sur de Francia, los famosos presentadores anunciaron algunos incentivos extra. Heidi Klum ofreció un masaje, Diane Kruger donó los servicios de su novio Joshua Jackson, la estrella de "Vampire Diaries" Nina Dobrev dijo que con gusto mordería al mayor postor y Chris Tucker hizo una breve rutina de baile de Michael Jackson.

Antonio Banderas, Janet Jackson, Alec Baldwin, Aishwarya Rai Bachchan, Kylie Minogue, Gerard Butler, Kim Kardashian y Michelle Rodríguez también asistieron al evento de etiqueta en el exclusivo Hotel Du Cap con vista al mar.

Al sonar el último martillazo de la velada, las celebridades habían recaudado casi 11 millones de dólares, un récord para la organización benéfica dedicada a la investigación del VIH y el sida.

Aunque se hicieron muchas referencias al aquejado clima financiero en Europa — Aloe Blacc subió al escenario para cantar "I Need a Dollar", en español "Necesito un dólar"; mientras Jessie J interpretó "Price Tag", que quiere decir "Etiqueta de precio" — no se fomentó ninguna medida de austeridad. Los comensales fueron presionados a vaciar sus cuentas bancarias.

Un grabado de una pintura de Andy Warhol de Marilyn Monroe se vendió por 600.000 euros (753.000 dólares). Un partido privado con el as del tenis Novak Djokovic se fue por 90.000 (113.000 dólares).

Y la oportunidad de actuar en un cortometraje del diseñador de modas Karl Lagerfeld, producido por el peso pesado de Hollywood Harvey Weinstein, fue tan popular que se ofreció dos veces — sumándole otros 850.000 euros (1 millón de dólares) al total.

Modelos que incluyeron a Karolina Kurkova recorrieron una pasarela para mostrar 24 trajes, en el primer desfile de modas en la subasta francesa de amfAR.

Los diseños, seleccionados por la ex editora de Vogue Carine Roitfeld para crear el "Ropero Negro Perfecto", incluyó piezas de Chanel, Dior, Armani, Kenneth Cole, Lanvin, Valentino, Tom Ford y Louis Vuitton. El postor ganador pagó 300.000 euros (377.000 dólares) por reproducciones hechas a cualquier medida de los vestidos, todos negros.

Las estrellas celebraron alrededor de la piscina hasta la madrugada. Un homenaje a Donna Summer puso a todos a bailar.