El presidente de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, Vladímir Litvín, propuso hoy disolver el Legislativo después de que varios diputados se pelearan la víspera por discrepancias en torno al estatus de la lengua rusa en el territorio ucraniano.

"El parlamentarismo (ucraniano) se ha derrumbado por completo", declaró Litvín al comentar en rueda de prensa el incidente que se desató ayer en la cámara de diputados.

"Propuse tomar la decisión política y admitirlo (el fin del parlamentarismo en Ucrania), y también la disolución y la celebración de elecciones adelantadas", planteamiento que fue rechazado por la Rada, dijo Litvín.

La pelea fue iniciada por la oposición que acusó a la formación oficialista Partido de Regiones de tratar de escindir a la sociedad ucraniana con su proyecto de ley para otorgar el estatus de "lengua regional" al ruso.

Los diputados del partido opositor Batkivschina, liderado por la encarcelada exprimera ministra Yulia Timoshenko, ondearon una bandera con el dibujo de un dragón de tres cabezas que representa al presidente Víctor Yanukóvich, el primer ministro Nikolái Azárov y el ministro de Educaión Dmitri Tabáchnik.

La inscripción bajo el dibujo rezaba: "Destruir a la lengua es destruir a la Patria".

Minutos antes de la votación del proyecto de ley los opositores bloquearon la tribuna de la Rada para impedir la votación.

Uno de los diputados fue herido tras ser arrojado desde la tribuna durante la pelea, tras lo cual el presidente del Legislativo se vio obligado a cerrar la sesión.

Timoshenko, que podría encabezar las listas de la oposición nacionalista ucraniana en las parlamentarias del próximo mes de octubre, cumple una condena a siete años de prisión por excederse en sus atribuciones al firmar en 2009 un contrato de compraventa de gas ruso entre Rusia y Ucrania.