El Consejo Constitucional argelino decidió restar al gubernamental Frente de Liberación Nacional (FLN) 13 de los 221 escaños atribuidos a esta fuerza en los comicios del 10 de mayo, tras estudiar los recursos presentados por los distintos partidos.

Según un comunicado emitido anoche y recogido hoy por los medios nacionales esta institución estudió 13 de los 167 recursos elevados ante esta instancia y descartó el resto por errores de fondo y forma.

Tras el anuncio de estos resultados, que son definitivos, el FLN pasa de tener 221 de los 462 escaños parlamentarios a 208 diputados, lo que le permite seguir manteniendo una cómoda ventaja sobre sus seguidores, aunque lo aleja de la mayoría absoluta, situada en los 232 legisladores.

El segundo partido mejor situado y socio de gobierno del FLN, la Asamblea Nacional Democrática (RND), pierde dos escaños tras la revisión del Tribunal y se queda con 68 legisladores.

La alianza islamista La Argelia Verde, formada por el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP), Al Nahda (El Renacimiento) y Al Islah (La Reforma), obtuvo dos diputados más tras el estudio de las reclamaciones, con lo cual se mantiene como tercera fuerza con 49 asientos.

Los partidos más favorecidos como consecuencia de la revisión son el Partido de los Trabajadores (PT), que suma 7 nuevos parlamentarios y el Frente de Fuerzas Socialistas (FFS), que se presentó por primera vez a los comicios tras haber boicoteado las dos anteriores citas, y que logra otros 6 diputados.

De este modo el PT contará con 26 legisladores y el FFS con 27 parlamentarios en la Asamblea Legislativa que deberá celebrar mañana su primera reunión para elegir al presidente del nuevo Parlamento.

Asimismo, otros dos partidos minoritarios lograron un escaño cada uno, el Movimiento Popular Argelino (MPA) y el islamista Frente de Justicia y Desarrollo, de Abdala Yabalá, cuyos miembros ocuparán ocho asientos del hemiciclo.