La Fiscalía de Colombia le pidió ayuda a Estados Unidos para que expertos del FBI practiquen pruebas periciales en el proceso contra el exdiputado regional Sigifredo López, investigado por supuestamente urdir en 2002 su secuestro y el de once de sus colegas que murieron después a manos de las FARC.

El fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, especificó en una rueda de prensa que requieren de ayuda técnica de "uno de los mejores laboratorios" del mundo para cotejar la voz de López con la de un video en el que un hombre da detalles sobre el edificio donde se perpetró el secuestro de los diputados.

La detención de López la semana pasada, tiene al país sumido en la incredulidad y la sorpresa, pues él también pasó casi siete años en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y fue el único superviviente del grupo de diputados secuestrados y asesinados por los guerrilleros en 2007.