El Vaticano dijo el viernes que arrestó a alguien por poseer ilegalmente documentos secretos, en momentos en que trata de llegar al fondo de un escándalo embarazoso.

El vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, no quiso identificar inmediatamente al arrestado y se limitó a decir que era laico. Las autoridades judiciales del Vaticano examinan el caso.

Los documentos vaticanos filtrados a la prensa en los últimos meses han sugerido luchas por el poder y acusaciones de corrupción que afectan a altos cardenales. En un caso, un clérigo que se quejó al parecer fue despachado a Washington como enviado papal para alejarlo del Vaticano.

En otro caso, dignatarios de la Santa Sede acusaron al presidente del banco vaticano de filtrar documentos confidenciales, y el jueves fue destituido por la junta.