La Agencia Internacional de Energía Atómica descubrió restos de uranio enriquecido a niveles muy elevados en una planta subterránea iraní, muy cercanos al tipo necesario para fabricar ojivas atómicas, dijeron el viernes varios diplomáticos.

Empero, los diplomáticos indicaron que el descubrimiento no significa necesariamente que Irán enriquece secretamente el uranio con fines bélicos.

Agregaron que los restos descubiertos podrían proceder de las operaciones iniciales para activar las centrifugadoras hasta alcanzar el nivel necesario. De ser así sería solamente un contratiempo técnico.

Con todo, insistieron que el organismo de la ONU investiga el descubrimiento debido al elevadísimo nivel del uranio enriquecido, el paso previo a la fabricación de ojivas nucleares.

Los diplomáticos hablaron con The Associated Press a condición del anonimato por ser confidencial su información.