Otro brote de la crisis de la deuda en Europa hizo caer las acciones el viernes en Wall Street. Esta vez fueron más problemas en un importante banco español.

Las acciones estaban oscilando entre pequeñas ganancias y pérdidas hasta que se conoció la noticia por la tarde de que Bankia, un banco español en problemas, le pidió al gobierno un respaldo de 23.800 millones de dólares. En la mañana, Standard & Poor's redujo la calificación de crédito del banco a no inversión a causa de la profundización de la incertidumbre sobre sus planes de reestructuración.

El índice Dow Jones cayó hasta 108 puntos en la jornada, antes de recuperar algún terreno y cerrar en 12.454,83, 74,92 puntos abajo. Preocupaciones sobre Europa han mantenido el Dow en baja este mes, borrando casi todas las ganancias del primer trimestre. El índice finalizó la semana ligeramente arriba, su primera semana positiva en mayo.

Las declinaciones fueron amplias. Ocho de los 10 grupos industriales en el Standard & Poor's 500 cayeron. Los únicos sectores que subieron fueron telecomunicaciones y servicios de electricidad y gas, que los inversionistas tienden a comprar cuando están nerviosos sobre el mercado. El volumen de transacciones fue ligero, antes del feriado del Día de los Caídos.

Facebook, marcando su primera semana como compañía pública, cayó 3,4%, hasta 31,91 dólares.

Además de los nuevos temores sobre España, el jefe del Banco Central de Alemania, que se ha mostrado escéptico sobre la efectividad de rescatar a Grecia y otros países europeos débiles, reforzó su postura al decir que era una "ilusión" pensar que permitir que los países de la eurozona tomen prestado más dinero conjuntamente iba a resolver la crisis. El parlamento portugués respaldó un plan presupuestario que establecería límites legales a los gastos del gobierno.

En Asia, reportes de prensa indicaron que algunos de las mayores bancos de China no van a alcanzar sus objetivos anuales de préstamos por primera vez en siete años; y Taiwán rebajó sus pronósticos de crecimiento económico para el año próximo.

En otras transacciones, el Standard & Poor's 500 cayó 2,86 puntos, hasta 1.317,82; y el Nasdaq bajó 1,85 puntos, hasta 2.837,53 puntos.

Los índices en Francia, Gran Bretaña, Alemania y España subieron, mientras que el griego ATHEX bajó 3,5%.