Unos 400 manifestantes han sido detenidos hoy en Montreal (Canadá) tras una nueva protesta de los universitarios contra la subida de las tasas prevista por las autoridades, informaron hoy medios locales.

La manifestación nocturna, la número 30 desde que comenzaron las protestas estudiantiles hace un centenar de días, fue declarada ilegal por la policía, que, pese a ello, permitió que unos 3.000 estudiantes marchasen de forma pacífica durante tres horas antes de proceder a los arrestos.

Al cabo de ese tiempo, varios participantes comenzaron a lanzar piedras, botellas y objetos pirotécnicos contra los agentes que vigilaban la marcha, lo que provocó la intervención policial, que cercó a unos 400 manifestantes, según Radio Canadá.

Tras identificar a los arrestados, éstos fueron trasladados en un autobús a las dependencias policiales, indicó el diario La Presse.

Los estudiantes iniciaron hace más de 100 días una serie de protestas contra los planes del Gobierno de Québec de aumentar las tasas universitarias un 75 % los próximos cinco años.

Las autoridades de Québec aducen que las tasas en la provincia son las más bajas de Canadá y que la crisis financiera obliga a aumentar los precios de las matrículas universitarias.

Los arrestos de hoy se suman a los más de 500 practicados por la Policía durante los últimos días, en los que varias manifestaciones terminaron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.