Un sector del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD, socialdemócrata) llamó hoy a la unidad interna en medio de las críticas al presidente de la organización, Miguel Vargas, por la derrota en los comicios del pasado domingo, en los que el oficialismo volvió a triunfar.

Vargas, quien aspiró sin éxito a la Presidencia del país en 2008, se encuentra en el ojo del huracán tras la derrota del candidato de su partido, el exgobernante Hipólito Mejía (2000-2004), quien perdió el domingo con el 46,95 % de los votos frente al 51,21 % de Danilo Medina, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD, liberal).

Algunos dirigentes y legisladores de la organización tildan al presidente del PRD de "traidor" por haberse mantenido al margen de la campaña electoral de Mejía y piden su destitución.

Y es que Vargas y Mejía se enfrentaron el año pasado al interior del PRD por la candidatura presidencial, que logró el segundo en medio de denuncias de fraude del primero.

Aunque finalmente Vargas proclamó a Mejía como candidato presidencial para las elecciones del pasado día 20, es criticado por sectores de su partido por mantenerse al margen de la campaña electoral, como también lo son algunos de sus seguidores por apoyar al aspirante del oficialista PLD.

El diputado Gevanni Tejeda, presidente del Comité Municipal de la organización en la norteña provincia de Santiago, dijo hoy que "quienes insisten en provocar un enfrentamiento" entre Vargas y Mejía "promueven una derrota del PRD aún mayor que la sufrida en las elecciones del pasado domingo. Sea que actúen de mala fe, o por ignorancia".

Tejeda aseguró, a través de un comunicado, que la posición de la mayoría de los dirigentes y los militantes de la organización es favorable a que "todo este proceso pasado debe servirle al partido para rectificar errores, enfatizando en lo que nos une y prescindiendo de lo que nos separe".

En esa misma línea se pronunció el exsenador y dirigente del partido Dagoberto Rodríguez Adames, quien en declaraciones a periodistas consideró hoy que la cúpula del PRD debe sentarse a analizar la actitud de Vargas.

Más radical fue su compañero de partido Jesús Vásquez, quien dijo que "la traición no se acepta en el mandamiento divino de Dios".

"Los seres humanos que creemos en Dios tenemos como norma que usted puede cometer cualquier acción en la vida de un ciudadano, no importa, la que sea, menos la traición", apostilló este jueves a periodistas.

Vargas se pronunció la noche del martes sobre el papel del PRD poco después de que Hipólito Mejía se declarara líder de la oposición y manifestó que, superado el proceso electoral, esa fuerza está dispuesta a hacer una firme y responsable oposición al nuevo Gobierno.

Los dominicanos acudieron el domingo a las urnas para elegir al sucesor del presidente del país, Leonel Fernández (1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012).