Siete marinos y bomberos padecieron lesiones leves por un incendio en un submarino nuclear, dijeron las autoridades militares.

Los bomberos de los astilleros de Maine y de Nueva Hampshire combatieron el incendio en el submarino Miami el miércoles por la noche y el jueves por la mañana, cuando procedieron a ventilar la nave para despejar el humo y emanaciones tóxicas.

Se desconocía la causa del siniestro.

El contralmirante Richard Breckenridge, comandante del Grupo Dos, dijo que los bomberos aislaron las llamas para que no se propagaran a las cámaras de propulsión nuclear. Había combustible nuclear a bordo del sumergible, pero el reactor ha estado parado durante dos meses y no resultó afectado.

Los bomberos lucharon contra el calor intenso, el humo y las emanaciones tóxicas en espacios reducidos, dijo Breckenridge.

"Hay muchos héroes que trabajaron juntos para salvar la nave", afirmó.

Los bomberos respondieron a las 5.40 pm del miércoles un llamado para apagar el fuego que estalló en el Miami, que estaba en un dique seco en el astillero naval de Portsmouth en Kittery, cerca de Portsmouth, Nueva Hampshire. No estaba en claro cuántos tripulantes estaban a bordo. El submarino está en el tercer mes de un período de mantenimiento de 20 meses.

Breckenridge informó que el incendio comenzó en los cuatro compartimientos anteriores, que incluyen comando y control. No había armas a bordo.

El Miami tiene 13 tripulantes y 120 reclutas. Llegó al astillero el 1 de marzo para someterse al mantenimiento. Fue comisionado en 1990 y tiene su base en Groton, Connecticut.