Los pedidos de bienes duraderos aumentaron ligeramente en abril pero un indicador de la inversión de las empresas bajó por segundo mes consecutivo.

Los pedidos de bienes duraderos aumentaron 0,2% el mes pasado tras una caída de 3,7% en marzo, reportó el jueves el Departamento de Comercio. Las alzas en los volátiles pedidos de aviones comerciales y una mayor demanda de automóviles y autopartes impulsaron el modesto incremento.

Los pedidos de bienes de capital básicos, considerados un indicador anticipado de los planes de inversión de las empresas, bajaron 1,9% en abril tras una caída de 2.2% en marzo. Bajó la demanda de computadoras, productos electrónicos y maquinaria pesada.

Los bienes duraderos son artículos hechos para durar al menos tres años. Los pedidos aumentaron en abril a 215.500 millones de dólares, 52,5% más que el mínimo que alcanzaron durante la recesión en la primavera de 2009. Los pedidos continúan 1,6% por debajo del máximo que alcanzaron en diciembre de 2007.

La caída en los bienes de capital básicos podría sugerir que el crecimiento del segundo trimestre será lento. No obstante, los pedidos tienden a fluctuar fuertemente mes con mes.

Muchos economistas se tomaron con cautela el informe del jueves. Hicieron notar que los resultados se contraponen a otros dos informes que sugieren que la actividad fabril y la producción aumentaron el mes pasado.

El Instituto de Gerentes de Compras dijo que la actividad fabril aumentó en abril al ritmo más veloz en 10 meses. El índice de manufactura del grupo, que es seguido asiduamente, mostró fortaleza en los nuevos pedidos, la producción y las contrataciones.