El nuevo seleccionador serbio, Sinisa Mihajlovic, declaró que el resultado del partido amistoso contra España que se disputará el sábado próximo no es prioritario para Serbia, pero que no por eso sus jugadores piensan rendirse.

Mihajlovic debutará como técnico en el juego con España, en la ciudad suiza de Saint Gallen, y dirigirá en los días siguientes al equipo también en los amistosos con Francia, en Reims, y con Suecia, en Estocolmo, dentro de los preparativos para las clasificaciones de septiembre para el Mundial 2014 de Brasil.

"En este momento, el resultado está en un segundo plano, lo que no quiere decir que vamos allí para perder. Estos encuentros nos sirven para reforzar nuestra experiencia internacional, porque tenemos muchos jugadores jóvenes", dijo Mihajlovic hoy a la prensa serbia.

"Debemos ver cómo y cuánto podemos contra ellos y qué tenemos que corregir. Tenemos mucho trabajo y poco tiempo", añadió el exjugador, quien el pasado día 21 asumió el cargo de seleccionador.

El delantero serbio Dejan Lekic, jugador del español Osasuna, elogió a los jugadores del próximo rival, España, como "rápidos, agresivos, potentes en técnica, experimentados".

"Resumido en una palabra, son fantásticos. No por casualidad son campeones del mundo y de Europa", señaló.

Lekic indicó que todos en el equipo serbio saben que será un partido difícil, pero aseguró que no se rendirán porque están muy motivados para jugar bien.

"Deseamos éxito, buenos resultados, victorias. Y de sobremanera porque éste es un equipo rejuvenecido, de chicos que esperan con anhelo mostrar sus capacidades en la gran escena", recalcó.

Por otro lado, consideró que quizás el hecho de que España no jugará con su alienación más fuerte facilite algo las cosas para los serbios.

El equipo nacional serbio viajó anoche a Saint Gallen.

Mihajlovic llevó a 27 jugadores, y no los 31 convocados, ya que Aleksandar Lukovic y Lazar Markovic están lesionados, Srdjan Mijailovic se sumará más tarde al equipo por sus compromisos con la selección joven y Pavle Ninkov por su boda.