Los propietarios del popular equipo de béisbol de los Yankees de Nueva York, la familia Steinbrenner, desmintieron hoy los rumores que aseguran que están explorando opciones para vender la franquicia.

"Es pura ficción. Los Yankees no están en venta y espero que los Yankees sean parte de nuestra familia durante muchos", afirmó Hal Steinbrenner, uno de los dueños del equipo, en respuesta a los rumores sobre el interés de la familia en una posible venta.

El periódico Daily News publicó hoy que en medios financieros y bancarios circula desde hace dos semanas que la familia Steinbrenner están explorando la posibilidad de desprenderse del equipo que compraron en 1973 por 8,8 millones de dólares.

El diario, que cita un alto ejecutivo del mundo del béisbol y que valora en unos 3.000 millones de dólares el equipo, añade que la familia está sopesando venderlo tras la reciente venta del equipo de los Dodgers de Los Ángeles, por 2.000 millones de dólares.

"Definitivamente sería un buen momento para la familia vender" la franquicia, dijeron otras fuentes del sector citadas por el mismo medio, que añadieron que en estos momento el valor de los Yankees "no puede estar más alto".

Sin embargo, el presidente de los Yankees, Randy Levine, se unió hoy también al desmentido de la familia Steinbrenner y reiteró que el equipo "no está en venta" y que no hay "nada de cierto" en lo que ha aparecido publicado en los medios de comunicación.

Los hermanos Hal y Hank Steinbrenner se hicieron con el control del popular equipo de béisbol neoyorquino en el año 2010 tras la muerte de su padre, George Steinbrenner, quien había adquirido la franquicia en 1973.

Cuando alguna vez preguntaron al patriarca de la familia si tenía interés en vender el equipo, George Steinbrenner respondió que "ser el dueño de los Yankees es como ser el dueño de la Mona Lisa", tras lo cual añadió que "una vez que lo tienes, nunca lo vendes".

Los Yankees, uno de los equipos más populares de la Grandes Ligas en Estados Unidos que tiene su sede en el estadio conocido como "la Catedral del Bronx", nacieron a comienzos del siglo pasado y desde entonces han ganado 27 series mundiales.