La cantante neoyorquina Lady Gaga es hoy el centro de la polémica en foros de internet tailandeses por un comentario en el que dio a entender que lo mejor de Bangkok eran las imitaciones.

"¡Acabo de llegar a Bangkok! Lista para 50.000 monstruos tailandeses gritando. Quiero perderme en un mercado y comprar Rolex de imitación", fue el comentario de la artista publicado en su cuenta de Twitter que desató la polémica.

Dao comentó en una red social: "Interesante las dos primeras cosas que dice que le gustaría hacer. Nos vemos de forma distinta a cómo nos ven".

"Para comprar una imitación de Rolex, vas a tener que pasar por delante de quince puestos con CD falsos de Lady Gaga", apuntaba otro participante.

El avión privado de la cantante estadounidense llegó ayer al aeropuerto Don Muang de Bangkok y esa misma noche asistió al espectáculo de travestís que se ofrece en el Hotel Asia.

El gerente de Calypso Cabaret, Nipon Boonmasuwaran, indicó a la prensa local que Lady Gaga reservó veinte asientos y quedó "impresionada" con el número, que duró una hora.

La actuación de la autora de "Speechless" en el estadio Rajamangala de Bangkok, donde están vendidas todas las entradas, está programada para mañana viernes por la tarde.

Las imitaciones de Rolex y otros relojes de lujo son uno de los objetos más apreciados por los turistas que pasan por la capital tailandesa camino de las playas tropicales.

Mayor polémica ha causado esta gira de Lady Gaga en Filipinas e Indonesia, donde grupos cristianos y musulmanes han pedido las cancelaciones de sus conciertos por sus letras y vestuario provocativos.

En Indonesia, el concierto previsto para el 3 de junio está de momento prohibido, mientras que en Filipinas actuó esta semana dos veces para el contento de sus muchos seguidores y el pesar de otros.

"Esta protesta no es contra Lady Gaga como persona sino por su música y cómo manifiesta puntos de vista distorsionados sobre el señor Jesucristo", explicó en su día Reuben Abante, pastor de la Iglesia Bautista Lighthouse Bible y secretario general de Biblemode Youth.

No obstante, la excéntrica cantante de "Bad Romance" no tiene pensado cambiar de actitud ni moderar sus comentarios, advirtió hoy su agente Troy Carter en una conferencia en Singapur.