El Frente Amplio (FA), la coalición que gobierna uruguay desde hace siete años, cerró hoy la campaña electoral para la elección de su presidente y representantes para sus principales órganos de Gobierno con un tono de unidad y respeto máximo entre los cuatro contendientes.

En un acto conjunto entre la dirección actual de la coalición, presidida por Jorge Brovetto, y los cuatro aspirantes a sustituirlo, el sindicalista Juan Castillo y los senadores Mónica Xavier, Ernesto Agazzi y Enrique Rubio, el Frente dio por culminada su campaña de cara a las elecciones previstas para el próximo domingo entre las promesas comunes de preservar la unidad y el espíritu de acción colectiva si resultan elegidos.

Unos trescientos simpatizantes del Frente acudieron al Club Platense en medio de un ambiente festivo para expresar su apoyo a los candidatos de su elección, pero por encima de todo a la coalición.

Entre los asistentes, destacó la presencia del vicepresidente de la República, Danilo Astori, así como la senadora y esposa del presidente José Mujica, Lucía Topolansky.

Esta es la primera vez que el presidente del Frente Amplio es seleccionado en una elección directa, en la que están habilitados a participar todos aquellos ciudadanos mayores de catorce años que quieran acudir a las urnas y adherirse en el momento a la coalición, además de los militantes en activo.

Junto a esta votación presidencial también se elige la composición de todos los órganos de dirección, particularmente el Plenario, el órgano de mayor jerarquía del bloque, compuesto tanto por representantes de los diversos partidos que forman la coalición como por militantes de los comités de base del Frente Amplio.

Según explicó a Efe Brovetto, la marcada defensa de la "unidad" entre los candidatos entre la "diversidad" que representan constituye "uno de los secretos" del éxito de la coalición.

"El Frente lo forman 29 partidos, que van desde el marxismo a la democracia cristiana y al nacionalismo, y en 41 años de historia nunca dejó de crecer. Y eso es por que la coalición está unida en base a un programa y es a este programa al que responden todos los candidatos", dijo Brovetto.

Tal es así que, según apuntó el presidente, los cuatro aspirantes accedieron a que los principales actos de la campaña fueran centralizados y comunes para transmitir la idea a sus simpatizantes de que no se trata de una "confrontación" entre compañeros.

"Somos una coalición que tiene claro que unidad no es unanimidad, sino que es el resultado de la confrontación de ideas y de llegar a un consenso final. Y de momento esa política ha sido positiva", añadió.

Por su parte, el aspirante Agazzi, exguerrillero tupamaro y ministro de Ganadería en el Gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010), reconoció a Efe esa peculiaridad del Frente y sus elecciones internas "con cuatro candidatos y un solo programa".

"Los cuatro candidatos somos distintos, hemos tenido experiencias políticas distintas, y tenemos sensibilidades distintas por como somos cada uno, pero el programa es el mismo. Así, yo no les voy a fundamentar a los electores que me voten, sino solo que tienen que ir a votar para elegir a uno, porque esa es su responsabilidad, y que elijan al que sientan mejor. Se elige a un candidato, no se compite", apuntó.

En ese sentido, Agazzi destacó la importancia de los comicios para la fuerza política, ya que tras siete años de Gobierno, esta corre el peligro de "separarse de la sociedad" y que por lo tanto hay que "hacer un cambio de rumbo fortaleciendo la participación de la gente".

"La idea es empezar a movilizar de nuevo, ese es el objetivo. El FA se ocupó estos años de Gobierno de tratar las patologías sociales del país. Pero lo nuevo no puede ser una repetición, vienen nuevos mecanismos y el mundo es complejo y hay que enfrentar eso. Y esa política tiene que caminar por la calle, de eso se trata la elección", culminó.