La Comunidad Andina (CAN) recordó hoy al escritor mexicano Carlos Fuentes, recientemente fallecido, como una personalidad latinoamericana que pugnó por conservar la memoria histórica de la región, en la celebración del 43 aniversario de la firma del Acuerdo de Cartagena que permitió crear dicho bloque.

El secretario general de la CAN, el boliviano Adalid Contreras, dijo, al rendir homenaje al mexicano en su discurso, que Fuentes aseguraba: "Ha sido tan prolongada la ausencia de memoria histórica, que es una obligación nuestra la recuperación de nuestro pasado para construir el presente y el futuro".

"Nada más oportuno que el pensamiento de Fuentes, al afirmar que es una obligación de todos los latinoamericanos recuperar la historia para existir", apuntó Contreras.

El acuerdo de Cartagena, que dio origen a la Comunidad Andina, se firmó el 26 de mayo de 1969, pero en la actualidad se mantienen como países miembros Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, tras la salida de Chile y Venezuela.

Contreras indicó que los ideales que llevaron a fundar este bloque han incentivado "un espíritu integracionista, de hermanamiento y solidaridad" para generar el bienestar en América Latina.

Conscientes de que la CAN alberga más de cien millones de habitantes que hablan 165 idiomas y que habitan en territorios que poseen el 20 % de la biodiversidad del planeta, los andinos confían en que el camino de la integración existe y es real, anotó el secretario general.

A su turno, el vicecanciller de Perú, José Beraún, declaró que todas las naciones miembro están convencidas de que "a través de la unidad, el esfuerzo y la dedicación" se podrá construir "un futuro mejor".

"En 43 años, el comercio entre los andinos creció 174 veces, para llegar a más de 9.000 millones de dólares (en transacciones), y el 74 % de lo comerciado fueron productos manufacturados", señaló Beraún.

Entre los retos de la CAN, el vicecanciller peruano indicó que "hay que seguir trabajando en el diseño de una mejor capacidad de negociación" ante otros bloques internacionales.

Algunas de las amenazas más graves que enfrentan los andinos son el narcotráfico y el terrorismo, ante lo cual Contreras dijo a Efe que la CAN ha tomado decisiones importantes, como lograr armonizar políticas nacionales de desarrollo integral y alternativo.

"Aparte de la responsabilidad compartida (con los países consumidores de droga), estamos abordando conjuntamente, a través de programas muy concretos, (temas) como el mejoramiento de los observatorios de lucha contra las drogas en cada uno de nuestros países y la capacitación e intercambio de experiencias".

Asimismo, "actualmente estamos desarrollando un programa de combate contra los insumos (materia prima) utilizados en la elaboración de la droga y que es el eje del narcotráfico", apuntó el secretario general.

Respecto a la presencia de grupos armados en la región, Contreras recordó que la Comunidad Andina "fue la primera en declarar a la región como una zona de paz con elementos que privilegian la democracia como forma de organización y el control de las armas pequeñas y ligeras".

Contreras reiteró que la CAN no pierde la esperanza de que Venezuela y Chile regresen como miembros plenos, aunque recordó que Chile es "un país asociado muy activo", y que, de igual forma, se integrarán dentro de poco como asociados Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay.