La Corporación Financiera Internacional (IFC) y el programa de cambio climático de IFC-Canadá otorgaron un crédito por 50 millones de dólares a un banco hondureño para financiar proyectos de energía sostenible en América Central, informó hoy una fuente oficial.

La oficina del Banco Mundial (BM) en Tegucigalpa, del cual la IFC es su brazo financiero para el sector privado, indicó en un comunicado que los 50 millones de dólares otorgados a Banco Atlántida (Bancatlán) de Honduras serán invertidos en proyectos de energía renovable a pequeña escala, eficiencia energética y producción de energía más limpia en los países de América Central.

Además del préstamo, la entidad otorgó al banco hondureño "un proyecto paralelo de servicios de asesoría", ambos financiados por la IFC y el programa de cambio climático de IFC-Canadá, orientado a apoyar al banco a que tenga "un mayor acceso a fuentes de energía más limpias, promover el crecimiento económico y la creación de empleos en el país", según la información oficial.

"El sector energético de Honduras adolece de una gran dependencia sobre combustibles fósiles, lo cual impacta en el coste de la generación de energía en nuestro país", dijo Guillermo Bueso, presidente ejecutivo de Bancatlán, según el comunicado.

Una de las prioridades del Gobierno de Honduras que preside Porfirio Lobo, según Bueso, es "convertir la matriz energética en energías renovables".

Honduras tiene una demanda de energía que supera los 1.300 megavatios diarios, de los que el 65 por ciento son generados por plantas térmicas movidas con derivados del petróleo.

El vicepresidente de Industria Globales de IFC, Rashad Kaldany, dijo que la corporación apoya al banco hondureño "en sus necesidades de fondos de largo plazo" y, además, en prepararlo para que sea "un actor clave" en la financiación de proyectos en América Central que "fomenten oportunidades de energía sostenible".

"Esta es la primera inversión en América Latina con financiación del Gobierno canadiense para promover inversiones en energía limpia", matizó Kaldany.

En 2009, la IFC otorgó un préstamo a Bancatlán por 30 millones de dólares para financiar actividades de importaciones y exportación, indicó la nota de prensa.

Agregó, sin precisar fecha, que la IFC brindó a Bancatlán un proyecto de servicios de asesoría en la financiación a las pequeñas y medianas empresas (Pyme) y la gestión de riesgos para mejorar la eficacia del banco.