El futbolista español Raúl González pidió financiación urgente para paliar la crisis alimentaria que amenaza a 17 millones de personas en el Sahel (África occidental) durante una visita a Chad como embajador de buena voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El delantero exmadridista, que visitó Chad como parte de la iniciativa "El fútbol profesional contra el hambre", quiso aprovechar la influencia mediática del fútbol para alertar del riesgo de hambruna entre los habitantes de esta región en la que más de un millón de niños menores de cinco años se enfrentan a la desnutrición aguda, según una nota difundida hoy por la FAO en Roma.

Según este organismo, una combinación de sequía, pobreza crónica, precios elevados de alimentos y conflictos -que han generado en muchos casos desplazamientos de población- son los causantes de una "dramática disminución en la producción de alimentos en todo el Sahel".

"Si queremos ayudar a las personas a cultivar sus propios alimentos, los fondos se necesitan ahora", alertó el jugador, que recoge las inquietudes de la FAO, que señala a su vez que la ayuda a agricultores y ganaderos es una prioridad antes y durante la próxima temporada de siembra coincidente con la temporada de lluvias que empezará en unas semanas.

"Estamos perdiendo la oportunidad de dar a las comunidades locales los medios para dejar de estar saliendo de una crisis y entrar en otra", refirió al respecto el director general de la FAO, José Graziano da Silva en el comunicado.

Para frenar otra crisis alimentaria en el Sahel, la FAO pidió hoy 97 millones de dólares para impulsar medidas como la distribución de semillas, la implantación de pequeños sistemas de riego, la producción de forrajes y las campañas de vacunación en los países más afectados: Burkina Faso, Chad, Gambia, Malí, Mauritania, Níger y Senegal.

Según los datos que maneja este organismo, hay una falta de financiación de 74 millones de dólares en esta región africana, en la que países como Chad redujeron a la mitad su producción de cereales respecto al año pasado y se encuentran en una situación muy difícil.

La Comisión Europea -prosigue la nota- es uno de los grandes donantes en esta zona, y también impulsó la iniciativa de la que forma parte el jugador Raúl González junto con la Asociación Europea de Ligas de Fútbol Profesional (AELFP).

"El fútbol europeo profesional sirve de caja de resonancia para dar a conocer su trabajo, de modo que la ayuda adecuada pueda llegar a las personas que lo necesitan tan pronto como sea posible", refirió el presidente de la AELFP, sir David Richards.