El detenido por el atentado de la semana pasada contra el exministro colombiano Fernando Londoño es un exguerrillero de las FARC que estaba inscrito en un programa oficial de reinserción, informaron hoy fuentes oficiales.

El director general de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), Alejandro Eder, precisó en un comunicado que Andrés Felipe Ríos Giraldo, capturado el miércoles, abandonó las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2006.

"Posteriormente ingresó al Programa de Reintegración que conduce la ACR", agregó el funcionario, quien recordó que la semana pasada fue también detenido otro exguerrillero del plan de reinserción por su presunta vinculación con un atentado terrorista frustrado el 15 de mayo, el mismo día que fue perpetrado el dirigido contra Londoño.

Ríos fue capturado el miércoles por agentes policiales en una vivienda de Ciudad Bolívar, al sur de la capital colombiana, donde hallaron elementos para fabricar bombas y documentos de las FARC.

Por el atentado contra Londoño, que causó la muerte del chófer y un escolta del exministro, el cual resultó herido, como otrtas 50 personas, solo está detenido por ahora Ríos.

Londoño, que fue titular de la cartera de Interior y Justicia en los dos primeros años del Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) y sobrevivió herido, atribuyó el miércoles la acción terrorista a las FARC.

Unas horas antes de este atentado, se halló en el centro de Bogotá un auto cargado con explosivos que iba a ser utilizado contra la sede de la Policía Metropolitana y fue detenido Jesús Antonio Monroy Álvarez, otro exguerrillero en proceso de reinserción.

En el comunicado, Eder indicó que su dependencia colabora con los investigadores de los "hechos terroristas" recientes en la ciudad.

Asimismo, advirtió de que actividades delictivas por personas del programa de reinserción "estigmatizan, segregan y excluyen a muchos desmovilizados en proceso de reintegración que buscan genuinamente una segunda oportunidad en la vida civil y la legalidad".

"La ACR hace un llamado a la sociedad para que estos actos no empañen el trabajo de muchos desmovilizados que están comprometidos con la paz de Colombia", añadió el funcionario, y anunció que los implicados en delitos serán excluidos del programa de reinserción.

El proyecto acoge a los miembros de grupos armados ilegales que dejan las armas y no afrontan procesos por crímenes graves, y les presta asistencia hasta su reinserción plena en la sociedad.