El centrocampista colombiano Giovanni Moreno, que milita en el Racing argentino, dejará de jugar en el país, dijeron allegados al jugador luego de las amenazas con arma de fuego que recibió por parte de un hincha violento del club.

Carlos Granero, representante del grupo inversor que posee una porción del pase del futbolista, negó sin embargo que la decisión de los dirigentes del Racing de transferir a "Gio" a otro equipo esté vinculada a las amenazas que sufrió el centrocampista.

"Hemos rechazado ofertas por Moreno que rondaban los 10 millones de dólares por expreso pedido de Racing y ahora nos dicen que no lo quieren más", lamentó Granero al diario bonaerense Clarín.

"Gio", de 25 años, podría ser transferido al América de México y Español de Barcelona, aunque tampoco se descarta que migre a un club italiano, señalaron fuentes del Racing a la prensa local.

Tras las amenazas divulgadas el pasado martes, el jugador admitió que no quiere irse del club porque "sería abandonar" por "la puerta de atrás", pero aseguró que tiene "miedo" por su familia.

"El que me amenazó quería que me fuera del club, pero dijo que si ganábamos el partido que viene no pasaba nada. En el momento que sacó el arma recuerdo la cara de miedo de (el jugador paraguayo Federico) Santander", añadió Moreno, quien este miércoles se entrenó en el club con custodia policial.

El Racing, que se ubica decimosexto de la tabla de la Liga local con 15 puntos, perdió el pasado domingo 0-2 frente al líder Boca Juniors, que acumula 29 tantos.

"La verdad es que anoche no pude dormir, y es incómodo porque uno piensa que al otro día tiene que ir a declarar, y hacer cosas que no tenía pensado. Fue muy feo todo. Pero bueno, no es toda la gente de Racing la que me amenazó. Son sólo uno o dos los que quieren que me vaya", detalló Moreno al canal Fox Sports.

Este miércoles, el presidente del Racing Club, Gastón Cogorno, lamentó las amenazas al jugador y afirmó que el club irá "hasta las últimas consecuencias" para que no vuelva a suceder un hecho de estas características.

Moreno y su compañero de equipo, el delantero paraguayo Federico Santander, fueron interceptados con un auto a la salida del estadio de Racing, en la localidad de Avellaneda, en la periferia sur de Buenos Aires, del que se bajó un hincha violento que amenazó al colombiano con un arma de fuego que le apoyó en una de sus piernas.

Según reveló Santander, el integrante de la "barra brava", que estaba acompañado por otras dos personas, les reclamó en forma agresiva que pusieran más empeño en los partidos y les advirtió que "sí o sí" el equipo debe ganar el próximo domingo "porque si no las cosas se van a complicar".

Según Santander, el hincha amenazó a Moreno con pegarle un tiro y "arruinarle la carrera".