El COI y el Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC) han firmado hoy un acuerdo sobre el reparto de los ingresos procedentes del patrocinio y de la venta de los derechos de televisión, un conflicto al que se atribuyó el mal papel de las últimas candidaturas olímpicas presentadas por el país norteamericano.

El presidente del COI, el belga Jacques Rogge, cuya única conferencia de prensa en Quebec estaba prevista para mañana, compareció hoy ante los medios para anunciar el acuerdo, junto con el responsable de la comisión de finanzas y derechos de televisión del COI, el puertorriqueño Richard Carrion, y el presidente y el secretario general de USOC, Larry Probst y Scott Blackmun.

Aparte de mostrar su felicidad por el acercamiento de posturas, ninguno de ellos ofreció cifras o detalles sobre los puntos acordados, pese a ser preguntados por ello. Solo Carrión apuntó que el USOC percibiría un menor porcentaje de ingresos.

Hasta ahora, el comité estadounidense recibe un 12,75% de la venta de los derechos de televisión en su propio país, más un 20% de los ingresos totales de márketing.

El resto de comités y las federaciones consideraban abusivos estos porcentajes, que en su día se justificaron porque las cadenas estadounidenses son las que más pagan, la mayoría de los patrocinadores eran norteamericanos y el gobierno nacional no aporta fondos al USOC.

Según la agencia AP, el nuevo acuerdo estará en vigor entre 2020 y 2040 y Estados Unidos mantendrá sus ingresos, aunque verá reducido al 7% cualquier incremento en los derechos de televisión y al 10% el del patrocinio. Además, el USOC aportará al COI quince millones de dólares hasta 2020, y veinte millones después, para ayudar al sostenimiento de los Juegos.

El enfrentamiento que el USOC mantenía con el Movimiento Olímpico sobre los actuales porcentajes de ingresos fue una de las causas, según reconocieron bastantes miembros del COI, de los malos resultados obtenidos por las candidaturas de Nueva York a los Juegos de 2012 y de Chicago a los de 2016, pese a la implicación personal en este caso del presidente Barack Obama.

El USOC anunció oficialmente que no volvería a presentar una candidatura mientras no se resolviese el conflicto económico.

Larry Probst afirmó en la conferencia de prensa de hoy que era "prematuro" hablar de una próxima candidatura, pero que el organismo que preside lo estudiaría a corto plazo. "Espero que esto ayude", afirmó.

Varias ciudades estadounidenses han mostrado su interés por pedir los Juegos de Invierno de 2022 y Dallas podría solicitar los de verano de 2024.

Los últimos Juegos que se disputaron en ese país fueron los de Salt Lake City 2002 y, en edición de verano, los de Atlanta'96.