El arte latinoamericano movió esta semana en Nueva York más de 54,5 millones de dólares en dos subastas organizadas por Christie's y Sotheby's, en las que se vendieron una obra del chileno Roberto Mata y otra del cubano Wilfredo Lam por 5 y 4 millones de dólares respectivamente.

La casa Christie's, que ofreció hasta 302 pinturas y esculturas de artistas de 16 países latinoamericanos, como el uruguayo Joaquín Torres-García (1874-1949), el colombiano Fernando Botero (1932) o el brasileño Cándido Portinari (1903-1962), recaudó un total de 27,7 millones de dólares.

La pieza estrella, con 5 millones de dólares, fue "La revolución de los contrarios", de Matta, en la que el chileno "representa el cataclismo de un espacio en perpetuo estado de cambio, mediante regueros de pigmentos, líneas onduladas y estallidos de color", según especificó a Efe el jefe de la subasta, Virgilio Garza.

Por otra parte, las 243 obras que puso a la venta la casa Sotheby's, firmadas por artistas como el brasileño Sergio Camargo (1930-1990), y los venezolanos Carlos Cruz-Díez (1923) o Jesús Rafael Soto (1923-2005), alcanzaron un monto total de 26,8 millones de dólares.

La pintura más cotizada, con un precio de 4 millones de dólares, fue "Ídolo", de Lam (1902-1982), la cual había permanecido en la misma colección privada desde 1947 y que revela al artista cubano en el cenit de su carrera, influido por el surrealismo europeo, que combina con los ritos y la mitología de su país natal.

Sin embargo, Sotheby's no logró encontrar un comprador para la obra del mexicano Diego Rivera (1886-1957) "Niña en azul y blanco", que, con una tasación de hasta 6 millones de dólares, era la pintura de esta venta que más expectativas había suscitado.