Las tres ciudades que el COI ha admitido como finalistas para los Juegos Olímpicos de 2020 -Madrid, Tokio y Estambul- deben entregar antes del 7 de enero de 2013 el documento que especificará cada detalle de su proyecto.

Es uno de los principales trámites que deben cubrir las ciudades en su camino hacia la votación final de Buenos Aires.

Antes, de forma inmediata, todas ellas deberán pagar al COI medio millón de dólares como canon para seguir en la carrera.

El próximo verano serán invitadas a los Juegos de Londres en calidad de observadoras.

Después de que las ciudades entreguen en enero sus informes de candidatura, una comisión de evaluación nombrada por el COI las visitará entre febrero y abril de 2013 para comprobar sobre el terreno si lo que recoge el informe es cierto.

Un julio de ese año la comisión de evaluación hará públicas sus impresiones sobre las candidatas, coincidiendo con un seminario informativo para los miembros del COI.

La asamblea olímpica se reunirá el 7 de septiembre en Buenos Aires para elegir la sede, como siempre por el sistema de votaciones sucesivas y eliminatorias hasta que una candidata alcance la mayoría absoluta.