Estados Unidos denunció hoy la "represión sistémica" de los derechos humanos en Cuba y la creciente "concentración de poder" en la rama ejecutiva en Venezuela, lo que, a su juicio, dificulta la libertad de expresión y criminaliza la disidencia en ese país.

En su informe anual sobre la situación de derechos humanos en el mundo, relativo a 2011 y publicado hoy, el Departamento de Estado de Estados Unidos destacó, además, los "altos niveles" de abusos a los derechos humanos en Honduras, así como las violaciones persistentes en la misma materia en México debido a "la lucha del país contra el crimen organizado".