El ex diputado Sigifredo López, detenido desde hace ocho días como presunto responsable del plan para secuestrar a 11 de sus compañeros que fueron luego asesinados por las FARC, fue dado de alta de una clínica del norte de esta capital a donde ingresó afectado de un fuerte dolor en el pecho, informó el jueves el centro hospitalario.

La Clínica del Country dijo en un comunicado que "Sigifredo López Tobón fue dado de alta, luego de haber sido sometido a una observación y a estudios cardiológicos que permitieron descartar un evento agudo que pusiera en riesgo su salud".

Más temprano, la clínica informó que López había ingresado al servicio de urgencias hacia las 10 de la noche del miércoles (0300 GMT del jueves) "con síntomas sugestivos de enfermedad cardiovascular".

El político está detenido desde el miércoles de la semana pasada en los calabozos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, en el noroccidente de Bogotá.

López es un abogado de 49 años y ex diputado de la Asamblea del departamento de Valle del Cauca al que la Fiscalía sindica de los delitos de homicidio, perfidia y toma de rehenes de los 11 diputados secuestrados en 2002 y asesinados cinco años después.

El 11 de abril de 2002, un comando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tomó por asalto la Asamblea y se llevó consigo a 12 diputados, incluido López. En la acción falleció un policía, un homicidio por el que, según la Fiscalía, también deberá responder López.

En junio de 2007 las FARC anunciaron la muerte de 11 de los diputados secuestrados. En ese momento, el grupo guerrillero explicó que López se salvó porque se encontraba en otro campamento.

López negó el viernes, durante una extensa indagatoria, cualquier responsabilidad suya en el secuestro de sus 11 compañeros, sin embargo, la fiscalía dice tener evidencias que lo involucran en la acción, incluido un video recuperado de una computadora que pertenecía al otrora máximo líder de las FARC, Alfonso Cano, y los testimonios de algunos testigos.