Venezuela envió unos 3.000 efectivos a la frontera que comparte con Colombia para fortalecer la seguridad después que las FARC mataron a 12 militares en un ataque del lado colombiano de la frontera común, anunció el jueves el ministro de Defensa venezolano.

El ministro de Defensa, general en jefe Henry Rangel Silva, dijo que "unos 3.000 efectivos" fueron enviados a la frontera con Colombia para reforzar la vigilancia terrestre y aérea en la región de unos 2.200 kilómetros de extensión.

Rangel Silva no precisó los puntos específicos donde se desplegaron los militares y solo dijo que las autoridades "continuarán el traslado de unidades a la frontera en las próximas horas", según la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

El jefe militar indicó a la cadena regional Telesur que la fuerzas armadas están desarrollando operaciones especiales de rastreo en la zona "en busca de elementos de los grupos armados que hayan penetrado hasta territorio venezolano".

La canciller colombiana María Angela Holguín viajó el jueves para reunirse con su homólogo venezolano Nicolás Maduro para analizar el ataque en el que de a inicios de semana.

"Los cancilleres analizarán la implementación de mecanismos que permitan lograr una coordinación efectiva y revisarán la información que vienen intercambiando para combatir a los grupos armados ilegales que desde hace años delinquen en esta zona", dijo un comunicado de la Cancillería colombiana.

Tras el ataque a la patrulla militar en zona rural de Maicao, departamento de La Guajira, a 770 kilómetros al norte de Bogotá, autoridades colombianas dijeron que los rebeldes cruzaron la frontera con Venezuela para evitar la persecución militar.

El presidente Juan Manuel Santos aseguró el lunes que habló por teléfono en dos ocasiones con su homólogo venezolano Hugo Chávez, quien le manifestó haber dado la orden de que dos brigadas de la Guardia Nacional se desplazaran hasta la zona.