Una casa de subastas de Europa canceló el jueves la venta de un envase que contiene residuos de sangre seca, presuntamente de Ronald Reagan, tras generar quejas de la familia del fallecido presidente de Estados Unidos y de su fundación.

La casa PFC Auction dijo en un comunicado que el vendedor retiró el artículo, que estaba vinculado al intento de asesinato que sufrió el entonces mandatario en 1981, y que planea donarlo a la fundación Reagan.

El comunicado señaló que el vendedor, quien permanece anónimo, obtuvo el frasco con sangre en una subasta realizada en Estados Unidos a inicios de este año.

La decisión de no vender el controversial objeto fue elogiada por la Fundación Presidencial Ronald Reagan en California, la cual había anunciado planes de tratar de detener la venta a través de instancias jurídicas.

"Estamos muy complacidos con este desenlace y deseamos agradecer al consignatario y a PFC Auctions por su colaboración en este asunto", dijo John Heubusch, director ejecutivo de la fundación, quien agregó que estaba contento de que la sangre del fallecido presidente se mantenga "fuera de las manos del público".

El objeto que será donado es un tubo de cultivo de cristal de 12,5 centímetros (cinco pulgadas) y 1,27 cm (media pulgada) de diámetro. La casa subastadora dijo que claramente contiene residuos de sangre seca.

Se dice que fue tomado de un laboratorio que examinó la sangre de Reagan días después de resultar herido en un atentado.

"Aunque sostenemos que la extracción del tubo de cultivo el laboratorio del hospital y su venta en subasta en febrero de 2012 en Estados Unidos constituyeron actos ilegales, estamos agradecidos al actual custodio del tubo por su generosa donación a la fundación", dijo Heubusch.

La familia de Reagan, su fundación y su cirujano criticaron a inicios de esta semana la venta propuesta. Señalaron que era una violación a la vida privada de la familia el que objetos médicos vinculados al tratamiento del mandatario fueran vendidos en el mercado abierto.

Las ofertas en internet por el artículo habían alcanzado más de 30.000 dólares cuando se suspendió la venta, la cual concluiría el jueves por la noche.

La casa subastadora dijo que el vendedor había comprado el objeto en una subasta pública en Estados Unidos por 3.550 dólares.