BBVA ha comenzado a buscar alternativas a su negocio previsional -administración de fondos de pensiones- en Chile, Colombia, Perú y México, ha informado hoy la entidad en un comunicado.

El comunicado explica que la escasa relación de este tipo de negocio con las líneas básicas de negocio del grupo ha llevado a revisar estas actividades y a estudiar otras alternativas estratégicas.

Un portavoz del banco ha explicado a EFE que la decisión de iniciar este proceso de desinversión obedece a la falta de sinergias de este negocio con el negocio principal del grupo en la región, que es la banca minorista.

Además, ha indicado, existe en el mercado demanda "explícita" para este tipo de activos, que han sido muy bien valorados en operaciones recientes.

La misma fuente ha indicado que el grupo "no inicia este proceso por necesidades de capital", ya que BBVA " cumple con los requerimientos de capital".

De este modo, BBVA podría vender total o parcialmente sus administradoras de fondos de pensiones en Chile, Colombia y Perú, así como la administradora de fondos para el retiro (Afores) que controla en México, aunque matiza que dicho proceso no implica "obligatoriamente" la venta.

En 2011, BBVA obtuvo 183 millones de euros de beneficio por la gestión de pensiones en estos cuatro países.

De ellos, 76 procedieron de Afore Bancomer (México), 74 a AFP Provida (Chile), 21 a AFP Horizonte (Colombia), y 12 a AFP Horizonte (Perú).

Ese año, BBVA obtuvo 1.741 millones de euros de beneficio en México, 251 en Colombia, 224 en Chile, y 154 en Perú.

BBVA también aclara que este proceso se prolongará durante varios trimestres y probablemente no esté concluido al cierre de este año.