Boca Juniors, agrandado por donde se lo mire, recibirá el domingo a Godoy Cruz en busca de un nuevo paso que lo encumbre como bicampeón del fútbol argentino.

El equipo del técnico Julio César Falcioni está dando firme batalla en los tres frentes que encara: lidera el torneo Clausura que entra en su 16ta fecha, para que luego resten tres en juego; pasó a las semifinales de la Libertadores al eliminar el miércoles a Fluminense de Brasil y dentro de una semana chocará con Rosario Central por los cuartos de final de la Copa Argentina.

Además, los Xeneizes se ven aliviados porque sus más cercanos perseguidores, salvo Newell's Old Boys y Vélez Sarsfield, están más preocupados en la lucha por evitar el descenso.

Boca llega con 29 puntos, seguido por Tigre, Arsenal, Newell's (28); All Boys (27), Vélez (24), mientras que el resto de los 14 equipos ya no tienen posibilidades de pelear por el título, con el agravante para dos grandes como Racing Club y San Lorenzo que están involucrados en la puja por no descender.

Boca avanzó a las semifinales de la Libertadores con un empate 1-1 el miércoles en Río de Janeiro, luego de ganar 1-0 en el partido de ida en casa. Falcioni le daría otra vez descanso a varios de sus titulares, incluyendo a su cerebro Juan Román Riquelme.

"Hay que seguir adelante porque hay muchas cosas en juego y queremos ganar todo", dijo el uruguayo Santiago Silva, autor del gol en los descuentos que le dio a Boca la clasificación ante Fluminense.

Además de ser local, Boca tiene un partido en los papeles fácil ya que Godoy Cruz marcha penúltimo con 11 puntos, junto con Olimpo. Banfield tiene 10.

Tigre, uno de los escoltas de Boca, visitará el domingo a Rafaela en un duelo en el que se definirá buena parte de la suerte de ambos equipos en sus intentos por no perder la máxima categoría.

Aunque Tigre está al borde de la cima, el promedio de puntos de las últimas tres temporadas lo está dejando muy cerca del descenso.

La definición para no caer en ese infierno tan temido se acerca a pasos agigantados: San Martín y Olimpo, que chocarán el viernes, figuran por ahora en descenso directo y Tigre y San Lorenzo estarían jugando la Promoción. Muy cerca de ellos marchan Rafaela, Banfield y Racing, en ese orden.

San Lorenzo recibirá el domingo al escolta Newell's, mientras que otro de los segundos, Arsenal, visitará el lunes a Estudiantes.

Racing, con el colombiano Giovanni Moreno en duda, visitará el sábado a Belgrano.

Moreno fue amenazado el martes con un arma de fuego por un hincha violento de Racing, en uno de los tantos episodios de violencia registrados en los últimos días, y al parecer al término de este campeonato el enlace dejará de jugar en la popular "Academia".

Casi tan o más interesante que el Clausura, el campeonato de segunda división entra en un final impactante por la posibilidad de que River Plate sufra hasta lo indecible en su meta por recuperar la categoría.

River, el club más veces campeón del fútbol argentino, visita el sábado al puntero Rosario Central. Si River pierde y el tercero Instituto derrota a Independiente de Mendoza, los "Millonarios" caerían en zona de Promoción.

A cuatro fechas del final, si River termina en Promoción deberá enfrentar a uno de los equipos de primera que termine en esa misma zona para determinar cual de los dos juega en la máxima categoría en el próximo campeonato.

La fecha del Clausura se completa con Lanús-All Boys, Argentinos-Banfield (sábado); Independiente-Unión (domingo); Colón-Vélez (lunes).