El megaproyecto inmobiliario Costanera Center, con el rascacielos más alto de Suramérica, no podrá ser inaugurado el próximo lunes debido a que el municipio de Providencia, donde se levanta la estructura, no ha finalizado todas las inspecciones técnicas.

Según un comunicado de la municipalidad difundido hoy, los trámites de inspección del megaproyecto, en el que se han invertido 600 millones de dólares, "se extenderán al menos hasta la próxima semana".

"La Municipalidad de Providencia informa que la Dirección de Obras Municipales (DOM) se encuentra en la etapa de inspecciones técnicas en terreno necesarias para emitir el informe de recepción final, y que dichas inspecciones se extenderán al menos hasta la próxima semana", precisó el documento.

El recinto albergará dos torres de oficinas de 170 metros de altura cada una, un rascacielos de 300 metros, una cuarta torre de 110 metros, un centro comercial y casi 6.000 estacionamientos.

Después de seis años del comienzo de las obras, los ejecutivos del Costanera Center habían anunciado la apertura de sus puertas para el próximo 28 de mayo.

Lo haría de forma escalonada, con la puesta en marcha del centro comercial, mientras que los trabajos en el resto del complejo se prolongarán al menos cuatro años más.

Según el municipio, una vez finalizadas todas las inspecciones, la DOM reunirá los antecedentes de todas las visitas a terreno y considerará, además, los informes técnicos de la dirección de tránsito y el departamento de urbanismo referidos al cumplimiento de las medidas de mitigación vial contempladas en el estudio de impacto sobre el sistema de transporte urbano, para emitir el informe final.

Un estudio de la Secretaría de Planificación de Transporte (Sectra) encargado por el Ministro de Transportes, al que tuvo acceso Efe, señala que los tiempos de viaje en los principales ejes del sector donde se levanta el gigantesco edificio, aumentarán entre un 30 % y un 50 % en horas punta con la apertura del centro comercial.

Además, se estima que los vehículos que circulan diariamente por la zona aumentarán de 140.000 a 200.000 y que los peatones pasarán de 300.000 a 380.000.

La arquitecta Ximena Bórquez, del Comité de Desarrollo Urbano del Colegio de Arquitectos, dijo a Efe que "el caos que se va a producir ahí es gigantesco y de una magnitud todavía desconocida".

En tanto, el arquitecto Genaro Cuadros, director del Laboratorio Ciudad y Territorio, de la Universidad Diego Portales, dijo que el sector está "absolutamente saturado en la actualidad", y que las medidas de mitigación considerada por Costanera Center no tendrán ningún efecto.