Las acciones cerraron mixtas el miércoles después de que una fuerte recuperación durante la última hora de intercambio borró las elevadas pérdidas de la mayor parte de la jornada.

El promedio industrial Dow Jones terminó cerca del nivel donde comenzó la jornada.

El Dow llegó a tener una baja de 191 puntos a medida que la amenaza de que se propague desde Europa una crisis financiera sacudió a los mercados. El euro cayó frente al dólar a su nivel más bajo en casi dos años y los precios del petróleo descendieron a su mínimo de este año.

La recuperación tardía borró casi todo el déficit del Dow, que cerró con una baja de apenas 6,66 puntos, en 12.496,15 puntos, según las cifras finales. Otros índices terminaron en un nivel ligeramente superior.

Facebook repuntó 3% a 32 dólares después de dos jornadas de pérdidas. La acción todavía está por debajo de su precio inicial, de 38 dólares.

El índice Standard & Poor's 500 subió 2,23 unidades y acabó en 1.318,86, mientras que el indicador Nasdaq avanzó 11,04 puntos, a 2.850,12.

En la última hora de operaciones, llegaron las noticias de que los gobernantes de Francia e Italia favorecían usar bonos regionales para apoyar la economía de Europa. Eso le dio a los operadores la esperanza de que una cumbre de líderes europeos podría producir medidas concretas para hacer frente al laberinto económico allí.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico advirtió el martes que los 17 países que usan el euro corren el riesgo de caer en una "recesión grave".

Analistas e inversionistas son cada vez más escépticos de que los líderes europeos logren evitar que Grecia deje de usar el euro o se pongan de acuerdo sobre la manera de poner en marcha la economía de la región. El Dow Jones ha perdido un 5% este mes, con lo que prácticamente borró sus ganancias para el año. Ha subido sólo tres días en mayo.

Muchas buenas ideas para reforzar el sistema financiero europeo han estado flotando en las últimas semanas, dijo Paul Zemsky, jefe mundial de asignación de activos de ING Investment Management.

Los países de la unión monetaria podrían vender eurobonos para recaudar dinero para los rescates financieros y los bancos. Algunos han propuesto asegurar los depósitos bancarios en todos los países que usan el euro, un programa inspirado en el Federal Deposit Insurance Corp de Estados Unidos.

"Hay todas estas grandes ideas", dijo Zemsky. "Pero no hay nada todavía en concreto. Hay muchas conversaciones y ninguna se lleva adelante".

Los índices bursátiles de referencia cayeron más de un 2% en Alemania y Francia, y un 3% en España e Italia.

El euro siguió bajando frente al dólar, alcanzando los 1,25 dólares, su nivel más bajo desde julio de 2010. Las inquietudes sobre qué pasará con la moneda común europea si Grecia decide abandonarla le quitaron al euro 5% de su valor este mes. Los rendimientos sobre los bonos del Tesoro alemanes disminuyeron a medida que los inversionistas optaban por instrumentos menos riesgosos.

Si Grecia abandona el euro, podría provocar el caos en el sistema financiero mundial. Los corredores de bonos podrían retirar sus fondos de otros países endeudados, como España e Italia. Un gran temor es el de una corrida bancaria en España e Italia por parte de los depositantes que crean que sus países seguirán el ejemplo de Grecia. Los bancos europeos están relacionados estrechamente con los estadounidenses.

Tres emisoras ganaron terreno por cada dos que descendieron en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen fue superior al promedio, de 4.000 millones de acciones operadas.

El crudo de referencia perdió 1,95 dólares, a 89,90, en operaciones en Nueva York. El petróleo se ha hundido un 15% en mayo, a medida que los inversionistas prevén que la economía europea seguirá reduciéndose.