Bogotá está cambiando de rostro y parte de esa mutación se debe a la llegada de afrocolombianos desde el Pacífico en los últimos años, transformación plasmada en el filme "La Playa D.C.", que llegó el miércoles en el Festival de Cine de Cannes.

El primer largometraje del cineasta colombiano Juan Andrés Arango se exhibió en competencia en la sección Un Certain Regard, o Una Cierta Mirada, dedicada a talentos emergentes. El apartado también incluye trabajos como "Después de Lucía" del mexicano Michel Franco y "Elefante blanco" del argentino Pablo Trapero.

Rodada en Bogotá entre mayo y junio de 2011, "La Playa D.C." sigue a tres hermanos afrocolombianos que "buscan, de maneras distintas, abrirse camino en Bogotá", dijo el realizador de 35 años a The Associated Press en una entrevista reciente. "Ese es el corazón de la película".

Pero "es una película que habla también mucho de cómo Bogotá es una ciudad que se está transformando culturalmente gracias a esa gran migración afrocolombiana que está llegando a causa de la guerra, pero también a causa de razones económicas, y que ... le están metiendo un poco de cultura afrocolombiana (a la ciudad) y ellos también se están transformando obviamente", dijo Arango vía telefónica desde Montreal, donde reside desde 2006.

"A mí me interesa mucho que la gente vea una visión de Bogotá distinta de la que en general se muestra... Yo sí creo que el espectador va a redescubrir Bogotá desde una perspectiva diferente y eso me parece muy importante".

En el filme, también escrito por Arango, los hermanos Chaco, de 27 años, Tomás, de 17, y Jairo, de 15, llegan de la costa del Pacífico colombiano a Bogotá escapando de la violencia del conflicto armado interno que cobró la vida de su padre, asesinado a manos de paramilitares.

Luis Carlos Guevara, Jamés Solís y Andrés Murillo, los tres protagonistas del filme, son actores no profesionales oriundos del Pacífico que fueron seleccionados en un casting en la capital.

En Bogotá, una fría y lluviosa ciudad a 2.600 metros de altura, Tomás, el personaje principal, se da a la tarea de buscar a Jairo, quien repentinamente ha desaparecido.

El título "La Playa D.C." deriva de un sector del sur de la capital lleno de talleres mecánicos de autos donde se ha congregado una parte de la comunidad afrocolombiana, explicó el cineasta bogotano: la llaman La Playa que "es un poco una metáfora de cómo esta cultura, esta gente que está llegando a Bogotá está recreando un poco una playa en esta ciudad tan lejana y tan fría".

La zona donde se ubica el barrio es gris, es la estética urbana de calles, edificios, barriadas, pero la vestimenta y los objetos de trabajo de los tres hermanos llenan de colorido la pantalla. "Precisamente por ser rolo (bogotano) y por haber vivido toda mi vida en Bogotá he ido viendo cómo la ciudad se ha ido transformando con toda esta gente que está llegando y mi interés era hablar de esa transformación de mi ciudad".

Su exhibición en el prestigiado festival de la Riviera Francesa "significa mucha visibilidad para la película y eso nos parece maravilloso", dijo Arango. "Pero ojalá que Cannes también nos abra otras puertas para que la película sea vista en muchos lugares distintos".

El Festival de Cine de Cannes termina este domingo con la esperada ceremonia de premiación.

"Yo no estoy yendo a Cannes con la expectativa realmente de ganarme ningún premio, sino ... de mostrar la película por primera vez en pantalla grande y mostrársela a un público muy variado y muy selecto que es el público de Cannes", afirmó el director.

"Es muy importante también para mí el estreno en Colombia, porque la película la hice principalmente para el público colombiano", agregó Arango. "Tengo mucha expectativa de lo que pase en octubre", cuando Cineplex comience a exhibirla en el país.

___

En Internet:

http://www.festival-cannes.fr/