Rusia probó el miércoles exitosamente un nuevo misil balístico intercontinental con capacidad para penetrar defensas antimisilísticas, anunció el Ministerio de Defensa.

El primer lanzamiento del nuevo misil tuvo lugar en la plataforma de Plesetsk, en el norte de Rusia, precisó el ministerio en un comunicado. No dio el nombre del misil; y sólo informó que fue disparado desde una plataforma móvil.

Rusia ha considerado el planeado sistema de defensa misilística de la OTAN en Europa, encabezado por Estados Unidos, como una amenaza potencial a sus fuerzas nucleares, y rechazó las afirmaciones estadounidenses de que el escudo tiene como fin contrarrestar una posible amenaza iraní.

La OTAN ha dicho que quiere cooperar con Rusia en el escudo antimisilístico, pero ha rechazado la propuesta de Moscú de operarlo en forma conjunta. Sin un acuerdo de cooperación entre la OTAN y Rusia, el Kremlin ha buscado garantías de Estados Unidos de que toda defensa antimisilística no esté dirigida hacia Rusia y amenazó tomar medidas militares de represalia si no se llega a un acuerdo.

El ministerio dijo que la ojiva del misil de práctica llegó exitosamente a un blanco designado en la península de Kamchatka, en el lejano este del país.

El nuevo misil "fortalecerá la capacidad de combate de las fuerzas estratégicas misilísticas gracias a su capacidad de penetrar posibles sistemas de defensa antimisilística", dijo el ministerio.