El virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, afirmó hoy en una entrevista a la revista "Time" que de ganar las elecciones presidenciales rebajaría la tasa de desempleo del 8,1 % actual hasta el 6 % en sus primeros cuatro años.

"No puedo predecir con exactitud cuál será la tasa de desempleo al final de un año, pero en un periodo de cuatros años, gracias a las políticas que pondríamos en marcha, podríamos reducir el desempleo al 6 % y quizá un poco más", dijo Romney, según los extractos una entrevista de próxima publicación por Time.

No obstante, el exgobernador de Massachusetts señaló que "la cifra dependerá en parte del crecimiento global, además de lo que estamos viendo aquí en EE.UU.".

"Pero bajaríamos la tasa de manera bastante sustancial", aseveró.

No es la primera vez que Romney defiende su capacidad para crear empleo por su experiencia empresarial frente a las políticas "ineficaces" del presidente Barack Obama, pero sí que es la primera en la que ofrece una cifra concreta.

"Tenemos una economía en problemas y alguien que ha pasado su carrera en el área económica está más capacitado para ayudar a arreglar la economía que alguien que ha pasado su vida en política y como líder comunitario", señaló en referencia a Obama.

Pese a lo aparentemente osado de establecer una cifra concreta a cuatro años vista, lo cierto es que los pronósticos de Romney coinciden con los de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO).

La CBO, órgano independiente que evalúa las previsiones económicas federales, aseguró en según sus últimas estimaciones que de mantenerse el actual ritmo de crecimiento el desempleo será del 7 % para 2015 y del 5,5 % para 2017, cuando culminaría Romney su hipotético primer mandato.

La tasa de desempleo, en la actualidad en el 8,1 %, es una de las principales preocupaciones de los estadounidenses, ya que a pesar de la mejora económica de los últimos dos años, apenas ha descendido del tope de 10 % alcanzado a finales de 2009.