Pistoleros atacaron un autobús en el noreste de Bagdad, mataron a dos personas e hirieron a otras siete, dijeron el miércoles funcionarios iraquíes.

Las autoridades dijeron que el ataque ocurrió el miércoles por la mañana contra un vehículo que llevaba obreros que iban a trabajar a una construcción cerca de la ciudad de Baqouba.

Baqouba es un lugar habitado mayormente por insurgentes sunitas situado a 60 kilómetros (35 millas) al noreste de la capital iraquí.

Un médico local confirmó el número de víctimas. Todos los funcionarios hablaron a condición de manterse anónimos porque no estaban autorizados para hablar con los periodistas.

Aunque el nivel de violencia ha decrecido en Irak, los ataques a las fuerzas de seguridad y de civiles aún siguen siendo comunes.