Mazda Motor Corp. y Fiat SpA trabajan en conjunto en el desarrollo y fabricación de un convertible de dos asientos, aunque el resultado es que los fabricantes llegaron a modelos diferentes y distintivos.

El acuerdo con la italiana Fiat, que controla a la automotriz estadounidense Chrysler, funciona como un extra para Mazda — que pierde dinero — y resalta el producto distintivo de la automotriz japonesa, el convertible de mayor venta de la historia.

Ambas empresas dijeron el miércoles mediante un comunicado que firmaron un acuerdo para trabajar en conjunto, aunque cada fabricante utilizará su propio motor y estilo.

Declinaron dar más detalles, aunque dijeron que su cooperación en el modelo Alfa Romeo de Fiat y el modelo de Mazda estará basado en "la arquitectura de tracción trasera del MX-5 de nueva generación".

Mazda, con sede en Hiroshima, ha tenido problemas acumulando cuatro años en números rojos, luego de que sus vínculos con el fabricante estadounidense Ford Motor Co. se debilitaron.

"Establecer alianzas en tecnología y desarrollo de producto es uno de los objetivos corporativos de Mazda y este anuncio con Fiat es un importante primer paso en esa dirección", dijo Takashi Yamanouchi, presidente de Mazda.

El director general de Fiat Sergio Marchionne dijo que trabajar con Mazda era parte de un esfuerzo para crecer hacia "una marca en verdad global" y entregar "un convertible emocionante y con estilo en la tradición de Alfa Romeo".

Para el año fiscal que concluyó en marzo, las pérdidas de Mazda subieron de 60.000 millones de yenes a 107.000 millones de yenes (1.300 millones de dólares) ya que las ventas de autos cayeron en todas las regiones, salvo América del Norte.