La directora general de la Unesco, Irina Bokova, pidió hoy protección para la Ciudad Vieja de Gadamés, inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1986, y víctima de ataques armados en los últimos días.

"Estoy profundamente preocupada por la información según la cual la ciudad libia de Gadamés ha sido objeto de ataques con proyectiles de mortero", dijo Bokova en un comunicado.

La responsable de la Unesco pidió "a todos los implicados que detengan los actos hostiles que podrían causar daños adicionales a esta ciudad excepcional, inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial".

"Durante el último año, la población libia ha mostrado un compromiso a la hora de proteger su patrimonio cultural, demostrando que este patrimonio no puede ser rehén de disensiones ni de conflictos locales o internacionales", agregó.

Bokova indicó que "el patrimonio es un pilar de la cohesión social y, como tal, debe continuar siendo un vector de diálogo y mutuo entendimiento".

Durante los disturbios que el año pasado causaron numerosas pérdidas humanas y materiales en Libia, la Unesco recordó reiteradamente a todas las partes implicadas su responsabilidad en la protección del patrimonio cultural del país.

"En la actualidad, la Unesco ha reanudado su cooperación con Libia y trabaja con las autoridades nacionales en la protección y conservación del patrimonio libio, parte integrante de la recuperación y el desarrollo del país", aseguró la organización.

La ciudad vieja de Gadamés, a menudo conocida como "la perla del desierto", constituye un ejemplo notable de asentamiento humano tradicional y es también una de las ciudades presaharianas más antiguas situadas en el eje norte del desierto que va desde Libia a Mauritania.