Los líderes de la Unión Europea (UE) tienen previsto dar hoy su respaldo a los llamamientos del presidente español, Mariano Rajoy, en favor de una intervención del Banco Central Europeo (BCE) que garantice la estabilidad financiera, según han indicado fuentes diplomáticas.

Aunque no lo harán de forma explícita, se espera que de la reunión salga algún tipo de guiño a las peticiones de Rajoy, que ha demandado soluciones urgentes a las dificultades de financiación a las que se enfrenta España.

Según estas fuentes, es probable que el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, haga una mención al término de la cumbre sobre la necesidad de garantizar la liquidez a países que están llevando a cabo importantes reformas en sus economías.

No se citará en ningún momento al BCE, al que, sin nombrarlo, ha apelado Rajoy en los últimos días, dado el celo con el que la institución con sede en Fráncfort (Alemania) mantiene su independencia.

Las fuentes consultadas, en todo caso, dan por hecho que el presidente del BCE, Mario Draghi, tendrá un "papel fundamental" en la cumbre comunitaria de esta tarde y que deberá dar una respuesta a lo que Rajoy ha pedido "a voces".

El BCE lleva diez semanas sin comprar deuda de los países de la zona del euro, entre ellos España, pese a que la prima de riesgo de la deuda soberana española llegó a superar los 500 puntos básicos.

Draghi preparará hoy la cumbre en una teleconferencia junto a los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; del Consejo, Herman Van Rompuy, y del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

El italiano se ha mostrado siempre dispuesto a apoyar a los países que cumplan en términos de reforma, algo que Madrid y Bruselas consideran que se está haciendo en el caso de España.

Ya el pasado 14 de mayo, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, señaló a sus socios del euro que España ha tomado "todas las medidas" para volver al crecimiento y estabilizar su economía y que ahora necesita la cooperación europea.

El mensaje es similar al que en los últimos días ha mantenido el presidente del Gobierno español, que hoy se verá en París con el presidente francés, Fraçois Hollande, antes de llegar a Bruselas.

La cumbre comunitaria, que arranca a las 17:00 GMT, celebrará dos debates: uno centrado exclusivamente en preparar medidas para impulsar el crecimiento y otro sobre los problemas concretos que atraviesan ciertos países de la zona del euro.

En esa segunda parte, la situación de la economía y de la banca españolas estarán "en el foco de atención de todos", según las fuentes.