Baréin debe inscribir en su legislación el delito de tortura bajo estándares internacionales, abolir la pena de muerte, respetar los derechos de las mujeres y asegurar la libertad de expresión y manifestación pacífica de sus ciudadanos.

Estas son las algunas de las recomendaciones más repetidas por los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que esta semana han evaluado a Baréin en el llamado Examen Periódico Universal, según informa hoy este organismo.

La recomendación más solicitada ha sido que Baréin ratifique el Protocolo Opcional a la Convención contra la Tortura y Otros Tratos Degradantes e Inhumanos, y que modifique su legislación para que el Código Penal incluya efectivamente y criminalice el delito de tortura en la línea establecida por dicho tratado internacional.

En este marco se solicitó en repetidas ocasiones que se permita al relator especial de Naciones Unidas sobre Tortura que visite el país.

Pocos se refirieron al conflicto civil que vive el país desde hace un año, aunque se mencionó la necesidad de restablecer el orden, restaurar la paz social y respetar los derechos humanos.

En este sentido, se pidió que se investiguen todas las supuestas violaciones de los derechos humanos cometidas, y que se juzgue y, eventualmente, se condene a aquellos que las cometieron.

Asimismo, se pidió que se conmuten penas de todos los detenidos tras usar su derecho a la manifestación no violenta.

Varios países solicitaron a Baréin que conmute por penas de prisión todas las condenas a pena de muerte, que establezca una moratoria de la pena capital y haga las modificaciones legislativas necesarias para abolir efectivamente este castigo.

El respeto a los derechos de las mujeres fue una demanda repetida, así como la implementación de políticas para promover el desarrollo de la mitad femenina de la población.

Varios países pidieron, asimismo, que Manama firme y ratifique el Tratado de Roma para poder reconocer la Corte Penal Internacional.