Hewlett-Packard planea recortar 27.000 puestos de trabajo debido a que la creciente popularidad de los teléfonos inteligentes, iPad y otros dispositivos móviles le han dificultado a la compañía vender computadoras personales.

Los recortes anunciados el miércoles representan el despido más grande en HP en sus 73 años de existencia. Las reducciones afectarán aproximadamente a 8% de los casi 350.000 empleados de Hewlett-Packard Co. para cuando se complete la medida en octubre de 2014.

HP espera evitar la mayor cantidad de despidos posibles ofreciendo paquetes de jubilación anticipada.

La compañía, con sede en Palo Alto, California, espera ahorrar hasta 3.500 millones de dólares anuales por el recorte de puestos y otras medidas de austeridad.

Las noticias sobre los recortes opacaron el reporte de los resultados trimestrales de HP. Tanto los ingresos como las utilidades de la empresa resultaron mejores a lo pronosticado por analistas.

La compañía con sede en Palo Alto, California, espera ahorrar hasta 3.500 millones de dólares anuales mediante los despidos y otras medidas de austeridad.

La presidenta Meg Whitman piensa invertir la mayor parte de los fondos ahorrados en el desarrollo de productos y servicios que ayuden a la compañía a adaptarse a los cambios tecnológicos que impulsan la demanda de computadoras móviles y programas descargados a través de conexiones de internet de alta velocidad.

"Si bien algunas de estas medidas son penosas porque significan la pérdida de empleos, son necesarias para mejorar la ejecución y financiar el saneamiento a largo plazo de la compañía", dijo Whitman en un comunicado.

Como parte de la reestructuración, Whitman designó un nuevo gerente para la división Autonomy, que elabora programas para la búsqueda de información dentro de compañías y agencias de gobierno.

Bill Veghte, gerente de estrategias, reemplazará al fundador de Autonomy, Mike Lynch, para tratar de mejorar el rendimiento financiero. HP compró Autonomy por más de 10.000 millones de dólares el año pasado antes de incorporar a Whitman como presidenta.

La noticia de los despidos desplazó la publicación del último balance trimestral de HP, que resultó mejor que lo previsto tanto en ganancias como ingresos.