Cuando Sebastian Vettel llegó al Gran Premio de Mónaco la temporada pasada, lo único que se comentaba era cuán rápido podría ganar el campeonato mundial de Fórmula Uno el piloto de Red Bull.

Este año es todo lo contrario. El bicampeón mundial está empatado en puntos con Fernando Alonso, y siete pilotos están separados por 20 puntos en uno de los campeonatos más cerrados en muchos años.

La temporada comenzó con seis campeones mundiales en la parrilla por primera vez, y después de este fin de semana podría caer otro récord.

Las cinco primeras carreras del año han sido ganadas por cinco pilotos distintos, algo que sucedió por última vez en 1983, pero si hay otro ganador diferente el domingo sería un hito sin precedentes en la historia de la Fórmula Uno.

Y esa es una posibilidad real tomando en cuenta que los ex campeones Lewis Hamilton y Kimi Raikkonen todavía no han subido a lo más alto del podio.

"He sumado puntos en todas las carreras, y apenas estoy a ocho puntos de la cima del campeonato", comentó Hamilton, piloto de McLaren. "Esa es una estadística muy alentadora, y es muy tranquilizador saber que mi enfoque está rindiendo frutos... no hay mejor lugar para que las cosas me salgan bien que en Mónaco".

El GP de Mónaco de la temporada pasada fue una de las carreras más emocionantes de la temporada. Vettel parecía estar a punto de ser alcanzado por Alonso o Jenson Button, hasta que un choque protagonizado por Vitaly Petrov y Jaime Alguarsuari le devolvió la ventaja a Vettel al ondearse la bandera roja.

Eso le permitió a Vettel cambiar sus neumáticos gastados sin tener que realizar una parada oficial en los pits. Cuando se reanudó la carrera, el alemán tenía una amplia ventaja sobre Alonso.

La carrera, que estuvo repleta de choques, provocó mejoras en el famoso circuito callejero.

Varias secciones fueron repavimentadas para eliminar baches, los muros de neumáticos en la primera y 14ta curvas fueron reemplazados por barreras, y se eliminó una grúa al final de la carrera en la chicana para tener 15 metros adicionales de espacio.

Sin embargo, Vettel no cree que la carrera sea más fácil.

"Es difícil, y por tratarse de un circuito callejero, la superficie de la carretera es desigual así que el vehículo se agita y no hay margen de error", señaló Vettel. "Tienes que dar el máximo por ser veloz, tienes que ir tan fuerte como en otras pistas, pero no hay espacio. Tienes que estar totalmente concentrado en la pista".

"Es algo especial ganar en Mónaco", agregó.

Antes de la carrera del año pasado, Vettel tenía una ventaja de 41 puntos sobre Hamilton al ganar cuatro de las cinco primeras carreras.

Esta ocasión, Hamilton está a ocho unidades de los dos primeros, seguido por Raikkonen, Mark Webber y Button.

Button, quien cruzó la meta tercero al año pasado, está confiado.

"Vuelvo a Montecarlo con cuentas pendientes", señaló el piloto británico de McLaren. "El equipo tiene una gran historia en Mónaco y me encantaría sumar mi nombre a la lista de ganadores de McLaren en Mónaco".

Uno de los cinco ganadores esta temporada es el venezolano Pastor Maldonado, quien se impuso en la carrera anterior en Barcelona para darle a Williams su primer triunfo desde 2001.