Miles de estudiantes universitarios de Nicaragua marcharon pacíficamente hoy por las calles de Managua en rechazo a la "injerencia" del Fondo Monetario Internacional (FMI), al que acusaron de promover en el país una reducción de la inversión estatal en la educación superior.

Con pancartas, música, petardos y con la consigna "No a la injerencia del FMI", partieron desde la Avenida Universitaria y llegaron hasta las cercanías de la Asamblea Nacional, en una marcha que transcurrió sin incidentes aunque obstaculizó el tráfico en diferentes puntos.

"Estamos aquí para alzar nuestra voz contra la injerencia del Fondo Monetario Internacional", dijo a periodistas el presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y líder de la marcha, Telémaco Talavera.

Según Talavera, el economista brasileño Marcello Estevao, jefe de una misión del FMI que visitó Nicaragua a principios de mayo, planteó la posibilidad de reducir la inversión a la educación superior y asignar más recursos hacia a los niveles básico y técnico.

Ante eso, los universitarios demandaron que se mantenga la entrega total del 6 % del presupuesto nacional a la educación superior pública.

Estevao afirmó a periodistas durante su visita a Managua que redirigir los fondos destinados a la educación es una "decisión soberana de Nicaragua".

"Los especialistas en educación" de Nicaragua "nos dijeron que hay un déficit de recursos para educación básica en este país", aseguró entonces el funcionario del organismo multilateral.

Según Talavera, la delegación del FMI "echó marcha atrás" al supuesto planteamiento de reducir la inversión en la educación superior "cuando el pueblo y la comunidad universitaria alzaron la voz".

Agregó que el 6 % del presupuesto nacional para las universidades está establecido en la Constitución y que están "dispuestos a dar la sangre si fuera necesario" para que se respete esa asignación.

El Gobierno nicaragüense no ha fijado una posición sobre el asunto, mientras que diputados sandinistas, que son amplia mayoría en el Congreso, se han manifestado a favor de asignar más recursos a la educación básica y técnica sin afectar la inversión en la educación superior.