El presidente del socialdemócrata Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas, se encuentra hoy en el ojo del huracán tras la derrota de su partido en los comicios presidenciales del domingo, ganados por el oficialismo.

Varios legisladores se pronunciaron a favor y en contra de la destitución de Vargas, quien se mantuvo al margen de la campaña electoral del excandidato de su organización Hipólito Mejía, quien admitió hoy que la situación del PRD es materia de análisis.

Vargas, quien aspiró sin éxito a la Presidencia del país en 2008, y Mejía se enfrentaron el año pasado a lo interno del PRD por la candidatura presidencial, que logró el segundo en medio de denuncias de fraude del primero.

Aunque finalmente Vargas proclamó a Mejía como candidato presidencial para las elecciones del pasado día 20, es criticado por sectores de su partido por mantenerse al margen de la campaña electoral, como también lo son algunos de sus seguidores por apoyar al aspirante del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina.

El candidato oficialista logró el 51,21 % de los sufragios frente al 46,95 % del opositor en los comicios del domingo.

El diputado por el PRD Cristian Encarnación denunció, a través de declaraciones de prensa, "la actitud inconsecuente y traidora de Miguel Vargas" y todos los seguidores que, dijo, "fueron capaces" de traicionarlos, y llamó a las bases de la organización a "repudiar" este tipo de acción.

Asimismo, dijo que Vargas y un grupo de "bandidos" que le acompañan, entre ellos alcaldes y legisladores, supuestamente financiaron la compra de cédulas para afectar la candidatura de Mejía, quien gobernó anteriormente el país entre 2000 y el 2004.

Por su lado, su colega y compañera de partido Esther Minyetti señaló, también a la prensa, que si estuviera en sus manos expulsaría a Vargas del PRD porque, en su opinión, "ya no es perredeista y no debe ser presidente del partido, por alta traición".

Otros diputados del PRD como Héctor Féliz, llamaron, en cambio, a bajar los ánimos y estudiar la situación del partido.

Las reacciones de estos diputados se produjeron horas después de que Mejía afirmara en un discurso que los resultados de las elecciones del domingo son producto de la manipulación y del abuso de poder.

Los dominicanos acudieron el domingo a las urnas para elegir al sucesor del presidente del país, Leonel Fernández (1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012).