El japonés Shigeru Miyamoto, considerado un gurú de los videojuegos y creador de la exitosa saga Mario Bros., fue galardonado el miércoles con el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

El jurado calificó a Miyamato como el padre del videojuego moderno y el principal artífice de la revolución del "videojuego didáctico, formativo y constructivo".

"Diseñador de personajes y juegos mundialmente conocidos, se caracteriza por excluir de sus creaciones la violencia y por innovar con programas y formatos que ayudan a ejercitar la mente en sus múltiples facetas y resultan muy valiosos desde un punto de vista educativo", dijo el fallo del jurado.

Miyamato, de 59 años, es actualmente director administrativo general del área de Entretenimiento, Análisis y Desarrollo de Nintendo Co Ltd., compañía de la que forma parte desde 1977.

El japonés es autor de videojuegos como Zelda y Mario Bros, que con 275 millones de unidades vendidas se ha convertido en la saga más comercializada de la historia, dijo la fundación Príncipe de Asturias en un comunicado.

"La labor de crear videojuegos es en gran medida un trabajo en equipo y por este motivo me siento enormemente agradecido por haber sido elegido para recibir este ilustre premio", señaló Miyamoto.

En 1996, Miyamato marcó otro hito con Super Mario 64, el primer juego realizado íntegramente en 3D que fue pionero al dotar de movimiento a personajes y cámaras de forma independiente.

Además, revolucionó el sector con programas como el Brain Training para ejercitar la mente y la creación de la consola Nintendo DS de doble pantalla.

"En el futuro, continuaré esforzándome para que los videojuegos sean capaces de ofrecer de manera continuada diversión y alegría a personas de todas las generaciones y en todo el mundo", agregó el premiado.

En 2008, Miyamato fue elegido personaje más influyente del año por la revista Time. Entre otras distinciones, recibió el premio GAME de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas en 2010.

Miyamato sucede en el palmarés de la categoría a la comunidad científica de The Royal Society de Inglaterra.

El de Comunicación y Humanidades es el tercero de los ocho premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en su 32da edición.

El arquitecto español Rafael Moneo fue distinguido con el galardón en la categoría de Artes y la filósofa estadounidense Martha Nussbaum fue premiada en Ciencias Sociales.

En las próximas semanas se decidirán los Príncipe de Asturias correspondientes a Investigación Científica y Técnica, Letras, Cooperación Internacional, Deportes y Concordia.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50.000 euros (65.000 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo en un acto presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.