El presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de EE.UU., Peter King, exigió hoy explicaciones sobre la supuesta colaboración de la Casa Blanca con productores de Hollywood en una película sobre la misión militar en la que murió Osama bin Laden el año pasado.

El grupo conservador Judicial Watch aseguró el martes que la Administración del presidente de EE.UU., Barack Obama, dio permiso para que dos cineastas de Hollywood pudieran entrevistar a funcionarios del Gobierno involucrados en la misión secreta que mató al líder de Al Qaeda en mayo de 2011 en Abbotabad (Pakistán), donde éste se había refugiado durante años.

El grupo Judicial Watch colgó en su página web unos documentos presuntamente del Pentágono y la agencia central de inteligencia (CIA), incluidos correos electrónicos -que obtuvo mediante una orden judicial-, y en los que ofrece pormenores de la película en ciernes.

King consideró que este acceso de la empresa Sony Pictures, de confirmarse, es un "asunto muy grave", teniendo en cuenta que el entonces secretario de Defensa, Robert Gates, había asegurado que el Pentágono no divulgaría detalles de la operación secreta.

"Los cineastas Kathryn Bigelow y Mark Boal posiblemente preveían contar una exitosa historia, en un año electoral, sobre una de las operaciones más secretas en la historia estadounidense", dijo el legislador.

"Pero, a través de estos correos electrónicos, lo que han hecho es contar una irrefutable historia sobre una colaboración extremadamente cercana, sin precedente y potencialmente peligrosa con funcionarios de alto rango" en el Gobierno, sostuvo King.

"Tras revisar estos correos electrónicos, me preocupa aún más la posible divulgación de información secreta a estos cineastas que, hasta donde yo sé, no tienen pases de seguridad", indicó.

Según el legislador republicano, esos mensajes electrónicos indican que los cineastas realizaron una visita sin precedente a una instalación tan secreta que hasta su nombre fue tachado del correo electrónico, además de que visitaron las bóvedas de la CIA.

Si la instalación es tan secreta, "¿entonces por qué permitiría la Administración Obama que estos cineastas la visitaran?", argumentó King.

El legislador ha enviado sendas cartas al subdirector de la CIA, Michael Morell, y al subsecretario de Defensa para asuntos de Inteligencia, Michael G. Vickers, exigiendo explicaciones detalladas sobre el acceso de los cineastas a los involucrados en la misión.

La localización y muerte de Bin Laden, a manos de comandos del equipo "SEAL" de la Marina de EE.UU., ha sido uno de los mayores logros políticos del presidente Barack Obama durante su mandato.

Judicial Watch comenzó la investigación tras ver informes de prensa sobre la posibilidad de que la Administración Obama hubiera filtrado información secreta para la realización del filme.

El año pasado, Maureen Dowd, una columnista del diario The New York Times dijo que el estreno de la película estaba previsto para el próximo 12 de octubre, poco antes de los comicios presidenciales del 6 de noviembre, en los que Obama buscará la reelección.